BLOGS
14/10/2019 07:19 CEST | Actualizado 14/10/2019 07:19 CEST

Delicias de pollo con vino Marsala, tallarines y champiñones al ajillo

Tu paladar te lo agradecerá.

A. M.
.

Ingredientes:

  • 400g de pechuga de pollo deshuesada sin piel
  • 240g de champiñones cortados en rodajas u hongos al gusto
  • 250g de linguine (tallarines
  • 4 dientes de ajo picados
  • 20cl de vino Marsala
  • 12cl de nata líquida
  • 12cl de caldo de ave
  • 30g de mantequilla sin sal
  • Mini hojas de cilantro
  • Sal fina
  • Pimienta negra molida
  • Queso pecorino rallado. Optativo.

Elaboración:

Llevar a ebullición 2lt de agua con los 4g de sal. Cuando rompa a hervir, incorporar la pasta, remover un par de veces y dejar cocer a fuego medio, sin tapar, escurriendo la pasta 2 minutos antes del tiempo que indique el sobre. Guardar una taza de agua de la cocción de la pasta.

En una sartén grande antiadherente saltear los champiñones con un poco de aceite y ajo picado hasta que estén dorados. Salpimentar y reservar fuera de la sartén.

Cortar cuidadosamente cada pechuga de pollo en escalopines de un grosor aproximado de 8mm. Salpimentarlos y añadir un poco más de aceite en la sartén de haber salteado los champiñones. Calentar el aceite de oliva y dorar los escalopines de pollo por ambos lados (unos 2 minutos por cada lado). Retirar de la sartén y mantenga caliente. Desglasar la sartén con el vino Marsala hasta que el vino se reduzca hasta estar casi caramelo. Añadir la crema, reducir ligeramente hasta que empiece a espesar y a continuación, el caldo y seguir reduciendo ligeramente hasta que la salsa nape una cuchara de madera y deje un surco perfecto cuando atravieses el dedo por a cuchara. Colocar las pechugas de pollo en la sartén, agregar los champiñones y la salsa de cuchara por encima. Cocine a fuego lento, sin tapar, hasta que el pollo esté bien cocido, aproximadamente 5 minutos.

Calentar los linguine con el agua reservado de cocer las pastas. Añadir la mantequilla y mantecar la pasta. Salpimentar. Pasar a un plato y disponer el pollo y champiñones de forma armoniosa. Terminar con hojas de cilantro y servir bien caliente. Se le puede acompañar con queso curado rallado al gusto.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO