El sutil y genial cambio de Biden en el Despacho Oval

Ha sido una de sus primeras decisiones.
El presidente Joe Biden firma sus primeros decretos en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el mi茅rcoles 20 de enero 2021, en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)
El presidente Joe Biden firma sus primeros decretos en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el mi茅rcoles 20 de enero 2021, en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)
ASSOCIATED PRESS

Nada m谩s llegar a la Casa Blanca, Joe Biden comenz贸 a marcar distancias con su predecesor, Donald Trump, tomando una serie de importantes decisiones: ha devuelto al pa铆s al Acuerdo de Par铆s, ha evitado que abandone la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) y ha pedido el uso de la mascarilla frente a la Covid-19.

Horas despu茅s de haber jurado el cargo firm贸 17 贸rdenes ejecutivas en esta l铆nea y, en el plano est茅tico, tambi茅n introdujo una serie de cambios en la oficina m谩s importante del mundo: el Despacho Oval.

Lo primero que ha hecho ha sido colocar los bustos de dos activistas por los derechos humanos y, en concreto, por la igualdad racial: Martin Luther King y Rosa Parks. Tambi茅n ha puesto una piedra lunar, s铆mbolo de hasta d贸nde pueden llegar los estadounidenses, entre otros detalles.

En lo que nadie hab铆a reparado hasta que lo hizo el periodista Tom Newton Dunn es en que ha eliminado algo muy de Trump: el bot贸n rojo de encima de la mesa. Su funci贸n no ten铆a que ver con ninguna emergencia ni alarma nuclear: sencillamente llamaba a un mayordomo para que le sirviera una Coca Cola light. Ese bot贸n, instalado en una caja de madera junto a los tel茅fonos, ya no est谩.

Trump, de quien se ha dicho que pod铆a llegar a beber 12 de estos refrescos al d铆a, era aficionado a bromear con sus visitas. En un libro, un exasesor cont贸 que les dec铆a que con el bot贸n pod铆a activar el arsenal nuclear, de repente, lo pulsaba.

鈥淪in saber qu茅 hacer, los invitados se miraban unos a otros con las cejas arqueadas. Momentos despu茅s, un mayordomo entraba a la habitaci贸n con un vaso lleno de Coca-Cola light en bandeja de plata, y Trump se echaba a re铆r鈥, recoge EFE.

El Despacho Oval de Biden