El 'look' de boda de Tamara Falcó más comentado por dos simples detalles

La marquesa de Griñón fue la más aclamada entre los distinguidos invitados de la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.

Era una de las bodas más esperadas del verano. Felipe Cortina, hijo del fallecido empresario Alfonso Cortina, y Amelia Millán congregaron este sábado en la localidad de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real) a la flor y nata de la sociedad española para ser testigos de su enlace matrimonial.

Entre los asistentes, una de las celebrities más perseguidas del momento: Tamara Falcó. La marquesa de Griñón asistió a la celebración del brazo de su pareja, Íñigo Onieva, y fue una de las más aclamadas por los vecinos de esta pequeña localidad ciudarrealeña que esperaban ansiosos la llegada de los distinguidos invitados.

Como en cada una de sus apariciones, el estilismo de la hija de Isabel Preysler ha sido analizado al milímetro y dos son los detalles que han llamado al atención de la prensa especializada.

Para la especial y calurosa jornada, Tamara Falcó eligió un veraniego vestido largo firmado por Johanna Ortiz, una de sus modistas de cabecera. Completaba el look de invitada con una cartera blanca, joyas de Tous y unas sandalias de cuña de la firma Aquazzura.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.

Esta es precisamente una de las licencias que la marquesa de Griñón se permitió: en vez de calzar sus pies con elegantes sandalias de tacón imposible, prefirió la comodidad de unas cuñas de esparto para hacer frente a la larga tarde. Una lección de estilo que no desmereció el conjunto.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán.

El otro detalle que la prensa destaca tiene que ver con uno de los complementos obligados en estos tiempos: la mascarilla. De color lila, a juego con su manicura, no era de una marca fashion sino que se trataba de una mascarilla publicitaria que en uno de sus lados tenía el logotipo de Raíz Culinaria, el sello creado para promocionar la gastronomía de Castilla-La Mancha.

Evolución de Tamara Falcó