POLÍTICA
05/08/2019 12:31 CEST

El Ayuntamiento de Barcelona pide al Congreso crear una comisión de investigación sobre los atentados del 17-A

Para esclarecer la relación del imán de Ripoll con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

EFE

El Ayuntamiento de Barcelona ha acordado este lunes pedir al Congreso de los Diputados que cree una comisión de investigación para esclarecer la relación del imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, cerebro de los atentados terroristas en Cataluña del 17-A, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así lo ha acordado el Plenario del Consejo Municipal de Barcelona, reunido en sesión extraordinaria, al aprobarse una declaración institucional presentada por los grupos de ERC y JxCat que ha cosechado el apoyo de los concejales de Barcelona en Comú y el voto en contra de sus socios de gobierno del PSC, además de los de Ciudadanos, Barcelona pel Canvi y el PP.

El texto también reclama al Congreso que impulse “un grupo de trabajo de expertos independientes y de representantes de los cuerpos de información, de seguridad e información de los países con víctimas en estos atentados” e insta a las autoridades judiciales, y en especial a Fiscalía, a investigar “las dudas generadas” alrededor de este suceso.

En la votación -que a petición de Ciudadanos ha sido nominal- han participado 31 concejales de los 41 con los que cuenta el consistorio, pues a la ausencia del concejal de JxCat Quim Forn -en prisión por el caso del ‘procés’- se ha sumado la de otros nueve ediles, entre ellos la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Por parte de ERC, Jordi Coronas ha lamentado que en los casi dos años que hace desde que Barcelona sufriera el atentado “nadie en el Estado ha dado la cara” y ha reclamado un “ejercicio de calidad democrática”, desmarcándose en varias ocasiones de la “teoría de la conspiración”.

Elsa Artadi, de JxCat, se ha preguntado por qué “hay gente que tiene miedo a conocer las respuestas” a las preguntas que se han generado y ha declarado tener “miedo de un Estado que decide esconder información a la ciudadanía”.

Janet Sanz, que ha ejercido de alcaldesa accidental y ha hablado en representación de BComú, se ha preguntado “si era necesario” celebrar este pleno extraordinario a pocos días del segundo aniversario de los atentados y ha pedido “evitar convertir este salón en un plató de televisión”.

A pesar de ello, se ha posicionado “a favor de la transparencia y de la protección de las víctimas” y ha justificado así el voto afirmativo de su grupo.

La concejal del PSC Laia Bonet ha asegurado que, aunque hayan dicho lo contrario, los grupos independentistas han demostrado esta mañana querer “dar alas” a la teoría de la conspiración y ha lamentado su poca “responsabilidad”, a la vez que ha dicho que las dudas que pueda haber en relación a esos hechos de agosto de 2017 “ya se están investigando”.

María Luz Guilarte, de Ciudadanos, ha censurado “el objetivo infame y vergonzoso” que según ella tienen los “señores separatistas”, que no es otro, a su juicio, que “seguir degradando las instituciones de todos”, lo que “pone de manifiesto su profunda miseria política y moral”.

El ex primer ministro francés Manuel Valls ha dicho que los independentistas y los comunes en realidad “no tienen ningún interés en clarificar” lo sucedido en agosto de 2017 y ha sostenido que “una vez más el mundo independentista intenta poner la ciudad al servicio de su causa minoritaria”: “No tienen el más mínimo sentido de Estado, pero tampoco del ridículo”, ha dicho.

Mientras que Josep Bou, del PP, ha indicado que este es “un caso de terrorismo que excede la política municipal” y ha rememorado la celebración del primer aniversario de los atentados, a la que acudió el Rey Felipe VI y en la que según él el independentismo quiso “montar un aquelarre, una manifestación separatista rodeando al Rey de esteladas”.

Photo gallery El 17-A, en la prensa internacional See Gallery
Photo gallery Ada Colau, en imágenes See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO