POLÍTICA
15/10/2020 15:38 CEST | Actualizado 15/10/2020 18:29 CEST

El Ayuntamiento de Madrid retira una placa en honor a Largo Caballero en el 151 aniversario de su nacimiento

Y una asociación de víctimas del nazismo les saca los colores.

Operarios del Ayuntamiento de Madrid han retirado este jueves la placa identificativa del expresidente de la República Francisco Largo Caballero frente a su casa natal en el 151 aniversario de su nacimiento.

La medida forma parte del plan aprobado hace dos semanas por el pleno, tras una propuesta de Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, que fue apoyada por los ediles de PP y Cs. Las tres fuerzas acordaron retirar del callejero de Madrid las calles y estatuas tanto de Largo Caballero como de Indalecio Prieto.

La amenaza de Vox

Vox ha compartido las imágenes, adelantadas por Público, en su cuenta oficial y ha advertido que el “siguiente objetivo” es la estatua erigida en recuerdo del exdirigente del PSOE y la UGT en Nuevos Ministerios. “Siguiente objetivo: la estatua. ¿Queréis evitarlo? Derogad la Ley de Memoria Histórica”, apremia la formación en Twitter. En su cuenta de Instagram, el también portavoz de Vox en el Ayuntamiento reproduce las imágenes de la retirada de la placa.

“La verdad histórica se abre camino frente a tantos años de mentiras y ocultación. Fuera homenajes a golpistas, asesinos y totalitarios de nuestras calles. Vox cumple su palabra y hoy se retira la placa de Largo Caballero, el Lenin español, de la Plaza de Chamberí”, ha sostenido Ortega Smith.

Un “grave atentado contra la memoria democrática”

Quienes no están de acuerdo con la retirada de esta conmemoración son las asociaciones de víctimas del nazismo. Largo Caballero fue deportado al campo de concentración de Sachsenhausen, donde permaneció dos años, desde que fue detenido por la Gestapo en 1943 hasta 1945.

La organización de víctimas del nazismo Amical de Mauthausen lo ha recordado en su cuenta de Twitter, al tiempo que ha denunciado la retirada de la placa tachándolo de “grave atentado contra la memoria democrática”. 

El socialista fue liberado del campo de exterminio cuando casi había cumplido los 76 años, y murió meses más tarde en París, donde se había exiliado tras la derrota republicana en la Guerra Civil.

Precisamente en el campo de Sachsenhausen sí hay una placa dedicada a Largo Caballero

Photo gallery Mauthausen, las fotos del horror See Gallery

NUEVOS TIEMPOS