ECONOMÍA
26/08/2019 11:43 CEST

Hèrmes vuelve a estar de moda

La firma francesa, creadora del famoso Birkin, dispara sus ventas.

Hermès está de moda, especialmente en Asia. Sus ventas en Corea del Sur y China son las grandes responsables de la espectacularidad de sus resultados. Hermès es una forma de vida que incluye alguno de los bolsos más caros del mundo, el famoso Birkin. El modelo en su versión de cocodrilo puede tener un precio de más de 40.000 euros y una lista de espera de más de un año.

Pero no ha sido este archiconocido bolso el que ha disparado los resultados de la maison francesa. La marroquinería sigue siendo el punto fuerte de Hèrmes y repite como la unidad de negocio que tira de la multinacional. En el periodo de abril a junio las ventas de la multinacional se han disparado un 12,3% hasta alcanzar los 1.670 millones de euros.

El presidente de Hèrmes, Axel Dumas, cree que “las ventas han sido muy dinámicas en todas las regiones” y esperan un comportamiento similar en lo que queda de año. La empresa inició hace cuatro años un proceso de “focalización” en los productos de lujo y en los mercados más atractivos —sin renunciar a Europa, el crecimiento en Asia, Rusia y en países árabes no deja de crecer—. Además implantó un giro hacia los nuevos clientes, los millennials millonarios que compran a través de impulso en las redes sociales. Aunque su tienda online sigue siendo la menos atractiva de todos los sites de marcas de ultra lujo, Hèrmes hecho un esfuerzo de modernización en los últimos ejercicios.

Un cambio de “envoltorio” que también ha llegado a las tiendas físicas. Buenos ejemplos son la nueva tienda de Amsterdam y la espectacular presentación minimalista de la recién inaugurada en Puerto Banús, en Marbella. La primera de ellas es un increíble cubo transparente que recuerda a la tienda no menos imponente de Valentino en la quinta avenida neoyorquina. Grandes ventanales que envuelven el lujo de los pañuelos de seda icónicos de la casa francesa, o los cinturones de 500 euros la unidad, a lo que hay que sumar el precio de la hebilla. 

Fue en 1937 cuando Robert Dumas se “inventó” el pañuelo de Hèrmes, el producto más vendido de la maison. Pañuelos tan idílicos como atemporales y caprichosos. La tienda de Amsterdam es un guiño al carré de Hèmes. 

En Banús, la tienda minimal, desde el exterior, la fachada encalada y las dimensiones domésticas del edificio hablan de respeto y de innovación. Sencillamente decorada con mobiliario de la propia firma, que lleva a Marbella también su línea de hogar.

Photo gallery Bolsos de famosas See Gallery

ESPACIO ECO