ECONOMÍA
18/05/2018 16:29 CEST | Actualizado 18/05/2018 16:29 CEST

Tod's busca nueva estrella

Y ha recurrido al clan Kardashian.

AFP/Getty Images

Vienen tiempos complicados para Tod's. La firma italiana de productos de lujo, sobre todo de marroquinería, logró salvar las cuentas en 2017 —resultados en línea con el consenso del mercado—, pero sigue sin despegar con fuerza. El año pasado Tod's obtuvo unas ventas de 963,3 millones de euros en todo el mundo, lejos aún de los objetivos marcados por el equipo directivo, de hecho los ingresos disminuyeron un 4,1% en tasa interanual.

Los modelos de Tod's siguen sin dar en la diana del consumidor. Así como Loewe fue capaz de reencontrarse con su alma —en el caso de la empresa de origen español y que pertenece al grupo LVMH— Tod's no termina de encontrar el diseño que vuelva a enamorar.

Getty Images

Este 2018 dicen los directivos que regresaran a sus modelos más tradicionales "los más iónicos", que son los que normalmente funcionan en un ejercicio que consideran de transición. Y lo intentarán de la mano de Kendall Jenner, la menor de las Kardashians protagoniza su campaña de publicidad de primavera-verano, en la que los bolsos y los zapatos son los grandes protagonistas, aunque Tod's no abandona la colección de ropa.

NOTICIA PATROCINADA