NOTICIAS
13/11/2019 18:36 CET

El fiscal jefe de menores: "No detecto que los menores extranjeros cometan más delitos que los nacionales"

Las cifras de criminalidad relativas a niños “no son muy relevantes” en nuestro país, puntualiza Javier Huete

FADEL SENNA via Getty Images
Un joven marriquí deambula por el puerto de Ceuta, en una imagen de archivo.

El Fiscal de Sala Coordinador de Menores, Javier Huete, ha rechazado que exista una relación entre menores extranjeros y criminalidad. “Yo no detecto, en las memorias de las fiscalías que son los datos que puedo utilizar, que haya un aumento ni que cometan más delincuencia que los nacionales”.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas tras intervenir en el IV Congreso Interés Superior del Niño. Acogimiento familiar: hacia nuevos modelos, organizado por la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (Aseaf) y que se celebra desde este miércoles, 13 de noviembre, hasta el viernes 15.

Huete ha hecho hincapié en que las cifras de criminalidad relativas a menores “no son cifras muy relevantes”. Si bien, ha destacado que en este colectivo “cualquier acción puntual grave tiene una trascendencia mediática que genera sensación de inseguridad”. “El deber de información existe y el miedo se genera porque ese deber de información se ha cumplido”, ha manifestado.

Bomba de relojería

A su juicio, es en este contexto en el que se produce la criminalización de los menores extranjeros no acompañados (MENA), como recientemente ha sucedido barrio madrileño de Hortaleza, donde hay ubicado un centro de primera acogida. Ese centro, según ha asegurado Huete, “es una bomba de relojería desde hace tiempo”.

“La Comunidad de Madrid lo intentó paliar y mucho pero el flujo es tan elevado que la sobresaturación de gente lleva a esa situación: los educadores no pueden estar dando la atención que deberían porque no pueden y los menores no están en el centro”, ha afirmado.

Según el fiscal, “la presencia de dos o tres personas distintas -no tanto menores, sino distintas, ha agregado-” en el entorno social genera “intranquilidad”. “Y esa intranquilidad en cuanto hay un detonante, como el caso concreto de que a una señora le han dado un tirón de una cadena, pues provoca la reacción de linchar: ’vamos a criminalizarlos a todos porque son todo culpables”, ha explicado.

Más recursos

Huete ha destacado que él no tiene “la varita mágica” y ha defendido que esto podría solucionarse exigiendo a la Administración -que tiene la tutela de estos menores- “más recursos”. “Me parece que la única forma es desmasificar en lo posible el centro de Hortaleza, y llevar a a los chicos a otros lugares”, ha apostillado.

Eso sí, en el caso de este centro en concreto ha dicho que la situación es “muy difícil” porque en el último año ya se incrementaron las plazas y “está saturado otra vez”. En esta línea, aparte de “buscar otros lugares donde poder acomodar” a los menores de edad, ha abogado por buscar “otros recursos que no sean solo la acogida inmediata”.

Según ha precisado, estos centros están pensados para hacer una “observación” de los menores y “en poco tiempo” decidir qué recursos son los más adecuados. Sin embargo, considera que esa “masificación” provoca que los trabajadores sociales no tengan tiempo “para hacer bien su trabajo”.

Durante su intervención en el evento, Huete ha aseverado que de los 1.700 ingresos en centros de menores del año pasado en la región, la mayoría eran menores migrantes solos, citando datos de la Fiscalía de menores de Madrid.

Sobre estos centros, ha recordado que en ellos “no se puede obligar” a los menores a quedarse en el centro si quieren irse. “Si el chico es refractario, intentarán convencerle, razonar con él, pero no pueden obligarle”, ha asegurado.

Víctimas

Para el Fiscal de Sala Coordinador de Menores, los menores migrantes no acompañados son “víctimas” del sistema. “Un niño al que le dijeron que Europa es el edén, y cuando viene ve que no lo es, está asustado. Pensaba compensar las penurias del viaje con su vida aquí, y eso hay chavales que lo canalizan más que otros”, ha dicho.

Un niño al que le dijeron que Europa es el edén, y cuando viene ve que no lo es, está asustado. Pensaba compensar las penurias del viaje con su vida aquí, y eso hay chavales que lo canalizan más que otros

En su opinión, se debe fomentar el acogimiento familiar de todos los menores, tanto extranjeros como nacionales. Para ello, “hay que hacer atractivo” este mecanismo, ya que actualmente “faltan familias de acogida”.

Además, ha lamentado que, si bien “no hay recursos suficientes” para acompañar a estos menores tutelados por la Administración en el tránsito hacia la mayoría de edad, tampoco los hay cuando ya cumplen los 18 años. “Los dejamos en la calle”, ha declarado.

Por su parte, el director de Save the Children, Andrés Conde, ha destacado el “enorme crecimiento” de los menores migrantes solos que hay en España al haber unos 13.000. Asimismo, expresado preocupación porque la mayoría, entorno al 90% de ellos, están en acogimiento residencial, frente a un 10% que viven con familias de acogida.

Asimismo, ha lamentado que recientemente “por primera vez” estos niños han sido “señalados públicamente” por parte de una fuerza política, y ha condenado “el silencio” del resto de las formaciones políticas.

ESPACIO ECO