NOTICIAS
05/09/2019 17:51 CEST

El Gobierno constata que España está preparada para hacer frente a un Brexit sin acuerdo

Más vale estar preprados...

REUTERS
"Ten miedo de este payaso", reza esta pancarta con la cara de Boris Johnson.

El Gobierno ha constatado este jueves que España está preparada para hacer frente a las consecuencias negativas de una salida desordenada de Reino Unido de la UE (también llamado Brexit duro). Es la conclusión a la que ha llegado la Comisión Interministerial reunida en La Moncloa bajo la presidencia de Pedro Sánchez, según han informado fuentes del Ejecutivo de las que se hace eco la agencia Europa Press.

El encuentro ha servido para que los responsables de los Ministerios implicados en los planes de contingencia que el Gobierno aprobó en marzo, ante la posibilidad en aquel momento de una salida sin acuerdo en el mes de mayo, analizasen de nuevo las medidas adoptadas.

Está previsto que en próximas fechas se convoque una reunión de la Conferencia de Asuntos Relacionados con la UE, presidida por la vicepresidenta Carmen Calvo, para reforzar la cooperación con las comunidades autónomas.

Ante la proximidad de la fecha del 31 de octubre, cuando está prevista la salida de Reino Unido de la UE si Reino Unido no solicita otra prórroga, empezará a reunirse de forma semanal un grupo de trabajo dependiente de la comisión interministerial española para hacer un seguimiento exhaustivo de cómo se están poniendo en práctica los últimos detalles de los planes de contingencia, han añadido las mismas fuentes.

¿Votar de nuevo?

Por su parte el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha afirmado este jueves que “quizá la mejor manera de saber qué quieren (los británicos) es convocar elecciones y preguntárselo”, aunque también ha admitido que el Parlamento británico ha rechazado esa posibilidad hasta que no esté en vigor la ley que impide un Brexit sin acuerdo. 

Quizá la mejor manera de saber qué quieren los británicos es convocar elecciones y preguntárselo

Así lo ha afirmado en una rueda de prensa junto a su colega austriaco, Alexander Schallenberg, en la que ha reconocido que no puede hacer una previsión de lo que sucederá porque el Brexit “se ha convertido en un fenómeno altamente aleatorio”.

Eso sí, ha admitido que, tras las últimas decisiones del Parlamento británico, una salida “abrupta” ya no parece tan segura como hace una semana, cuando pudo ver a su colega británico en el marco de una reunión europea en Helsinki y este le dijo tajantemente que las opciones eran “salir o salir” (“to leave or to leave”).

Borrell no ha acudido este viernes a la reunión convocada en el Palacio de la Moncloa para revisar los planes de contingencia -en su lugar lo ha hecho el secretario de Estado- porque “no podía faltar” al acto de presentación de credenciales ante el Rey de los nuevos embajadores, ya que entre ellos estaba el británico, Hugh Elliot.

El ministro ha detallado que, por lo que ha explicado el embajador, el Gobierno británico no va a obstaculizar la aprobación de la ley que impide el Brexit sin acuerdo, pese a no estar de acuerdo con ella. Es más, desea que se apruebe cuanto antes, lo que en opinión de Borrell responde probablemente a la intención de convocar elecciones inmediatamente después, aunque ha dicho no tener certeza.

“De momento seguimos sabiendo lo que los británicos no quieren, y no quieren casi nada, lo que no sabemos es lo que quieren. Quizá la mejor manera de saber lo que quieren es convocar elecciones y preguntárselo”, ha apuntado.

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery