POLÍTICA
11/02/2020 14:12 CET | Actualizado 11/02/2020 15:53 CET

El Gobierno rebaja dos décimas su previsión de crecimiento para 2020 por la desaceleración

El Ejecutivo reitera que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado se aprobará a lo largo del verano.

El Gobierno ha rebajado dos décimas su previsión de crecimiento económico para este año, hasta el 1,6%, para contemplar los efectos de la desaceleración, según ha explicado este martes la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien ha presentado un nuevo cuadro macroeconómico en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Asimismo, ha incluido una revisión a la baja de su previsión de crecimiento económico para 2021, 2022 y 2023, hasta el 1,5%, 1,6% y 1,7%, respectivamente. 

Las previsiones del pasado mes de octubre pasaban por un crecimiento económico del 1,8% para 2020, 2021 y 2022 y una senda de déficit con el horizonte del equilibrio al final del periodo. 

En cuanto a la previsión de creación de empleo, el Ejecutivo la rebaja seis décimas, hasta el 1,4%, en tanto que la tasa de paro se sitúa en el 13,6%.

Calviño ha resaltado que el Gobierno tratará de compaginar el crecimiento inclusivo y la sostenibilidad de las cuentas públicas desde los principios de la “prudencia, la responsabilidad y el realismo”, y ha resaltado que España seguirá creciendo por encima de la media de la UE en los próximos años.

Según la ministra, la combinación de crecimiento y saneamiento de las cuentas públicas ha permitido renovar la confianza de los inversores en la economía española. “Se trata de reducir lo más rápidamente posible el déficit y la deuda públicos pero sin poner el riesgo el crecimiento económico y la creación de empleo”, subrayado Calviño.

Presupuestos a lo largo del verano

“Lo antes posible”. En este contexto, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha reiterado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2020 se llevará al Congreso de los Diputados “lo antes posible” pero con la garantía de que puedan ser tramitados, ya que el objetivo es que esté aprobado a lo largo del verano.

El Consejo de Ministros ha aprobado también un límite de gasto no financiero para 2020 de 127.609 millones de euros, lo que supone un 3,8% más respecto al presupuesto base de 2019, que será la base para la elaboración de las cuentas de este año. 

Además ha fijado el objetivo de déficit público para 2020 en el 1,8% del PIB. 

Montero ha reiterado que las cuentas serán presentadas una vez negociadas y conseguidos los apoyos políticos necesarios para garantizar su aprobación en el Pleno del Congreso y ha apelado a la responsabilidad de algunas formaciones como el PP para que permitan que puedan debatirse.

“El PP conoce la urgencia y la necesidad de dotarnos de un nuevo marco presupuestario... Podrán gustar mas o menos estas cuentas pero deben permitir que se tramiten para que luego se puedan introducir enmiendas”, ha dicho tras hacer un llamamiento conjunto a todas las fuerzas políticas porque este país no puede seguir con unos presupuestos prorrogados.

“Siento no poder afinar más (el calendario)”, ha dicho Montero, tras recordar que el Ejecutivo no tiene garantizada la mayoría absoluta y “habrá que negociar para ver si hay aceptación del trámite y si se rechazan posibles enmiendas a la totalidad.

Para ello ha incidido en que el Ejecutivo mantendrá reuniones preliminares con los partidos políticos, que serán las que marquen la fecha para presentar el proyecto presupuestario.

NUEVOS TIEMPOS