POLÍTICA
03/10/2019 14:42 CEST

El Gobierno recurre el procesamiento de 16 guardias por la tragedia del Tarajal

Murieron quince inmigrantes que intentaban alcanzar a nado Ceuta.

EFE
Rescate de cuerpos en la playa ceutí de El Tarajal.

La Abogacía del Estado ha recurrido el procesamiento de 16 guardias civiles por los delitos de homicidio por imprudencia grave y denegación de auxilio en la frontera del Tarajal en febrero de 2014, cuando murieron quince inmigrantes que intentaban alcanzar a nado Ceuta.

Casi seis años después de la tragedia y después de que la causa, impulsada por varias ONG, fuera archivada y reabierta en dos ocasiones, la titular del juzgado de instrucción número 6 de Ceuta dio el pasado 24 de septiembre el último paso antes de la apertura del juicio oral.

En su auto dejaba claro que durante la investigación se detectaron indicios de que la actuación de los agentes pudo contribuir “co-causalmente” a la muerte por ahogamiento de las quince víctimas por una posible falta de proporcionalidad en su actuación.

Sin embargo, la Abogacía del Estado no comparte este criterio y además señala en su recurso, al que ha tenido acceso Efe, que la jueza no ha argumentado razonadamente los elementos que le han servido para imputar a los guardias.

Va más lejos y subraya que “el tumulto y la aglomeración se produjo en todo momento en el lado marroquí” y que la Guardia Civil se limitó a actuar en el lado español de la playa, sin que “su actuación desplegara ningún efecto en la masa y tumulto que se agrupaba en la zona marroquí del espigón, mar y playa”.

Además, opina la Abogacía, las pruebas incorporadas en las actuaciones acreditan que no se produjo ningún fallecimiento en el lado español y que “los 23 inmigrantes que accedieron a la playa ceutí del Tarajal, bien por sus propios medios, bien auxiliados por los servicios marítimos, lo hicieron en perfecto estado de salud”.

Precisamente por ello pudieron ser rechazados en frontera de forma inmediata, añade el recurso que enfatiza que no puede hablarse de 15 fallecimientos, sino del hallazgo de cinco cadáveres días después en la costa española.

“No resulta probado que los fallecimientos se produjeran en España, que es donde intervino la fuerza española”, añade la Abogacía del Estado que critica que en el auto de procesamiento la magistrada no hace “ningún esfuerzo en individualizar y concretar la actuación que debe imputarse a cada agente de la guardia civil a los efectos de relacionar presuntos hechos punibles”.

Y concluye: “Si los fallecimientos no se produjeron en España, si ninguna actuación de la fuerza española se desplegó en el lado marroquí del mar, si los nadadores que alcanzaron la costa española fueron auxiliados por los agentes y fueron rechazados en frontera sin que presentaran lesiones, resulta insostenible (...) la continuación de las diligencias”.

Porque la Abogacía entiende que no existen indicios racionales de haberse perpetrado los hechos que han dado motivo a la formación de la causa porque los hechos no son constitutivos de delito”.

NUEVOS TIEMPOS