INTERNACIONAL
10/12/2020 08:08 CET

El hijo de Joe Biden, investigado por su situación fiscal

Hunter, el mayor y más oscuro de los retoños del presidente electo de EEUU, tiene que rendir cuentas en Delaware por sus negocios con China.

Andrew Harnik / Pool / ASSOCIATED PRESS
Joe Biden abraza a su hijo Hunter, tras confirmarse su victoria en las elecciones, el 7 de noviembre pasado, en Wilmington, Delaware. 

Hunter Biden, el hijo mayor del presidente electo de EEUU, Joe Biden, reveló esta pasada noche que la oficina del fiscal federal del estado de Delaware le está investigando por temas fiscales, aparentemente relacionados con sus negocios en China.

El primogénito de Biden, que este año fue blanco de duros ataques y acusaciones por parte de la campaña electoral del mandatario saliente Donald Trump, hizo el anuncio en un breve comunicado emitido por el equipo de transición del presidente electo.

“Ayer me enteré por primera vez de que la oficina del fiscal federal de Delaware avisó a mi representación legal, también ayer, de que están investigando mis asuntos fiscales”, dijo Hunter Biden.

“Me tomo este asunto muy en serio, pero estoy seguro de que un examen profesional y objetivo de estos asuntos demostrará que yo manejé mis asuntos de forma legal y apropiada, incluido con la ayuda de asesores profesionales de temas de impuestos”, agregó.

Hunter Biden no dio más detalles sobre el tema, pero la cadena CNN indicó que la investigación empezó en 2018 y que tiene que ver con los negocios del hijo de Biden en China.

Un polémico diamante

Después de que su padre dejara la Vicepresidencia de EEUU en 2017, Hunter negoció un contrato con el grupo de energía chino CEFC China Energy para que invirtieran en productos energéticos estadounidenses, según documentos publicados por líderes republicanos.

Uno de los temas que han examinado los investigadores, según fuentes internas citadas por la cadena de noticias, es el regalo que el fundador de ese grupo energético chino, Ye Jianming, le hizo a Hunter en 2017: un diamante de 2,8 quilates (valorado en cerca de 80.000 dólares), después de una reunión entre ambos en Miami.

En 2019, Hunter Biden explicó a la revista The New Yorkerque se sintió incómodo al recibir el diamante y, aunque no creía que se tratara de un soborno, se lo dio a unos socios. “Sabía que no era buena idea quedármelo”, defendió entonces.

El acuerdo que Hunter Biden estaba negociando con la empresa china no llegó a concretarse, y las autoridades chinas arrestaron después a Ye, entre acusaciones de corrupción.

Los investigadores han examinado si el hijo de Biden informó adecuadamente sobre su recepción del diamante en sus declaraciones de impuestos, según la CNN, aunque no está claro si ese tema sigue siendo el centro de la pesquisa.

La fiscalía federal estudia si Hunter y sus socios violaron leyes sobre impuestos y lavado de dinero durante sus negocios en el extranjero, que en algunos casos implicaron a gente considerada sospechosa de espionaje por el FBI, de acuerdo con las fuentes consultadas por la cadena.

En la diana

El hijo de Biden ha sido uno de los blancos políticos favoritos de Trump y su entorno en los últimos años, y el mandatario saliente llegó a pedir a China a finales de 2019 que investigara a Hunter por sus negocios con Ye.

Hunter Biden también estuvo en el origen del juicio político a Trump en el Senado, que giró en torno a las presiones políticas de ese mandatario a Ucrania para que investigara los negocios en ese país del hijo de Biden, que trabajó hace años para una compañía ucraniana, Burisma.

El equipo de transición de Biden aseguró en el comunicado que el presidente electo está “profundamente orgulloso de su hijo, que ha luchado para superar retos difíciles, incluidos los salvajes ataques personales de los últimos meses, y ha salido de ellos más fuerte”.

Quién es Hunter Biden

El episodio que marcó la infancia de Hunter ocurrió en 1972, cuando sufrió un grave accidente de coche en el que fallecieron su madre y su hermana menor. Él y su hermano, Beau, que murió en 2015 por cáncer, fueron los únicos supervivientes. Más tarde, estudió Historia en la Universidad de Georgetown, en Washington, y terminó su máster de abogacía en la prestigiosa Universidad de Yale, graduándose en 1996.

En una extensa entrevista con The New Yorkeren julio del año pasado, admitió haber consumido diferentes tipos de drogas y alcohol durante décadas. De hecho, la Marina estadounidense lo rechazó por dar positivo en cocaína.

De acuerdo a un documento judicial, su exesposa, Kathleen, pidió a un tribunal del Distrito de Columbia en 2017 que congelase los activos de Hunter, alegando que “creó preocupaciones financieras para la familia al gastar de manera extravagante en sus propios intereses incluyendo drogas, alcohol, prostitutas, clubes de striptease y regalos para mujeres con las que tiene relaciones sexuales”. Hunter negó esas afirmaciones.

Luego vinieron sus problemas por negocios en China y Ucrania, aunque nunca se le ha condenado por delito alguno. Tras el caso que acabó el impeachment, reconoció que tuvo “falta de criterio” cuando aceptó trabajar para una empresa de gas ucraniana mientras su padre ejercía de mediador en ese país durante el conflicto por la península de Crimea.

“En retrospectiva, mira, creo que hubo falta de criterio por mi parte (...) Cuando lo recuerdo, sé que no hice nada malo, pero hubo falta de criterio en meterse en medio de algo que es un terreno pantanoso”, dijo Hunter en una entrevista con la cadena de televisión ABC en octubre de 2019.

Lamentó “haber dado material a algunas personas muy poco éticas para que actuaran de manera ilegal para tratar de hacer daño” a su padre. “Ahí fue donde cometí el error. Así que asumo toda la responsabilidad por eso ¿Hice algo incorrecto? No, de ninguna manera”, defendió.

Photo gallery Joe Biden See Gallery