NOTICIAS
18/06/2020 14:52 CEST

El Hospital de Parla responde al vídeo sobre excluir a ancianos: "Simulaba un caso de colapso"

“Necesitamos reservar las camas para los que más años de vida podemos salvar”, explica el médico en la grabación filtrada.

El Hospital Infanta Cristina de Parla ha asegurado que el vídeo difundido este jueves por el diario El País, en el que un médico da instrucciones sobre cómo actuar con los ancianos en el centro durante la pandemia de COVID-19, forma parte de “una sesión interna de simulación de escenario de catástrofe al inicio de la pandemia”, celebrada el 18 de marzo.

En el vídeo, publicado este jueves en la web del diario, un médico se dirige a su equipo para decirle que las UCI de la Comunidad de Madrid podrían colapsar en apenas 48 horas y que se iba a “denegar la cama a los pacientes que más riesgo de morir tienen”. “Necesitamos reservarlas para los que más años de vida podemos salvar”.

De hecho, en el vídeo se escucha a este médico asegurar que a los ancianos que llegaban de las residencias “se les está dando terapia para infección bacteriana y si es un COVID, mala suerte”.

Según el Hospital Infanta Cristina, el vídeo pertenece a una sesión clínica de un internista del centro celebrada “antes del pico de la pandemia” y en ella “se simulaban las distintas posibilidades que podían ocurrir” y las “diferentes formas de actuar según el escenario de inicio de la pandemia”.

Como simulación que era, no estaba sujeta a ningún protocolo ni directriz específica

“Como simulación que era, no estaba sujeta a ningún protocolo ni directriz específica”, han dicho a la agencia Efe fuentes del Hospital Infanta Cristina de Parla, desde el que han asegurado que la Comunidad de Madrid no ha dictado ninguna instrucción con criterios de edad para el acceso a las UCI de los hospitales de la región.

En ese sentido, han subrayado que la base de datos de las UCI de Madrid durante la pandemia entre el 1 de marzo y el 30 de abril recoge que se atendieron a alrededor de 2.600 pacientes con COVID, con un rango de edad que va de los 18 a los 98 años, y que la Consejería de Sanidad triplicó el número de camas de cuidados intensivos, pasando de 540 puestos a 1.900.

En un acto celebrado el pasado 7 de junio en el Hospital Infanta Cristina, su gerente Carlos Mingo, aseguró que en el centro se utilizó “un criterio fundamentalmente clínico para decidir el ingreso o no en el hospital” de los pacientes procedentes de las residencias.

No obstante, el pasado mayo la Plataforma de Afectados por la Pandemia COVID-19 demandó al Hospital de Parla por rechazar el ingreso de pacientes procedentes de residencias de mayores durante el pico de la pandemia, remitiéndose a hechos sucedidos el 25 de marzo, cuando la dirección del centro “tomó la decisión de no admitir pacientes que llegaran de las residencias” ante el ingreso de una mujer que presentaba una “desaturación” del 78% y a la que se sometió a un tratamiento de hemodiálisis.

La paciente fue dada de alta a pesar de que su juicio clínico era el de una “neumonía bilateral en paciente paliativa en hemodiálisis. Posible COVID-19 (pendiente PCR)”, según se recoge en la demanda, que se dirige contra el director médico y el director gerente del Hospital.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha respondido a la información de El País en su cuenta de Twitter: “Después de lo vivido, de los momentos tan duros afrontados, los hospitales de Madrid tienen que defenderse de filtraciones y bulos. Esto no eran instrucciones sino una sesión interna entre médicos para analizar todos los escenarios posibles de pandemia”. 

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery