INTERNACIONAL
06/01/2020 20:03 CET | Actualizado 06/01/2020 20:03 CET

El juez del caso Weinstein evalúa nuevas pruebas y rechaza un testigo de la defensa

Comienza en Nueva York el juicio que lleva ante los tribunales los delitos sexuales destapados por el Me Too.

El juez James Burke, que lleva en Nueva York el caso contra el productor Harvey Weinstein por abusos sexuales, ha señalado este lunes en la primera sesión del proceso que evaluará la admisión de nuevas pruebas presentadas por la Fiscalía, concretamente siete fotografías, y ha decidido rechazar un testigo propuesto por la defensa.

El juicio contra el exproductor de Hollywood ha comenzado este 6 de enero, dos años después del escándalo que dio nacimiento al movimiento #MeToo y que tumbó a decenas de hombres poderosos.

Weinstein, de 67 años, ha llegado a la corte vestido con un traje oscuro y utilizando un andador tras ser sometido a una reciente cirugía de espalda debido a un accidente de automóvil que sufrió en agosto. Tenía el rostro pálido y aspecto débil.

REUTERS
Weinstein, a su llegada al Tribunal de Nueva York este lunes.

La Fiscalía de Nueva York, que acusa a Weinstein de cinco delitos sexuales, afirmó tener “fuertes argumentos” sobre las fotografías durante una audiencia en la Corte Suprema en la que la defensa solicitó sin éxito llamar a testificar al detective Nicholas DiGaudio, apartado del caso por ocultar información.

En uno de los momentos más tensos, la asistente del fiscal, Joan Illuzzi, calificó las entrevistas a medios que dio el fin de semana la principal abogada de Weinstein, Donna Rotunno, de “degradantes y humillantes” para las testigos y el juez le ordenó tajantemente “eliminarlas” de sus comunicaciones en público.

Precedido de Rotunno, Weinstein llegó a la sala veinte minutos antes de la hora programada caminando con ayuda de un andador y permaneció en silencio rodeado de su equipo legal, que solicitó infructuosamente al juez obtener más información sobre las evidencias que presentarán las autoridades.

Illuzzi afirmó que las autoridades están cumpliendo con la ley “lo más humanamente posible”, pero hizo mención de peticiones de la defensa con las que no estaba de acuerdo, como ver cinco teléfonos móviles entregados por una testigo o las notas de entrevistas con mujeres que han acusado a Weinstein de mala conducta sexual.

En ese sentido, la asistente del fiscal declaró: “Son asuntos muy sensibles para las testigos (...). Simplemente eso no es algo que vayamos a compartir integralmente con la persona que es el depredador en esta sala”, lo que provocó la protesta de Rotunno.

Debido a la entrada en vigor de una nueva legislación estatal que facilita la obtención de información -una figura conocida como “descubrimiento-, la defensa cuestionó ante el juez si se estaba aplicando la Ley, a lo que Burke respondió que sí, pero que no estaba de acuerdo en la sustancia de sus peticiones.

El magistrado también denegó a la defensa la posibilidad de que el jurado, cuya selección comienza mañana, estuviera aislado durante el juicio, es decir, alojado en un espacio sin acceso a fuentes de información, pero sí accedió a prohibir a Weinstein salir del estado, como pedía la Fiscalía.

Sus abogados pidieron como excepción a la orden los viajes a su casa de Connecticut los fines de semana, lo que generó risas entre los presentes.

Tras varios minutos de debate privado entre las partes y el juez, Burke explicó que a partir de mañana se llevará a cabo una primera revisión de los potenciales jurados, que deben ser “justos, imparciales y estar disponibles”, y el 14 de enero se les llamará para que entreguen cuestionarios a esos efectos.

En una rueda de prensa frente al Supremo, donde se manifestaron activistas feministas, Rotunno declaró que Weinstein “parece que ya ha sido condenado” y abordó la exclusión del detective DiGaudio, que supuestamente ocultó pruebas favorables para la defensa.

REUTERS
Rose McGowan ha sido una de las actrices y activistas del Me Too que ha acudido al juicio contra Weinstein. 

“Es interesante cuando un investigador en un caso queda excluido de testificar en un juicio en el que formó parte de la investigación. Hay otras formas de que lleguemos a esas evidencias: haciendo interrogatorios”, afirmó.

La abogada Gloria Allred, que representa a una de las denunciantes, Mimi Haleyi, y a una testigo, Annabella Sciorra, destacó que la defensa pidió un jurado aislado “porque están preocupados de que se le imputen cargos en más jurisdicciones”, como Los Ángeles y Nueva York, donde vaticinó que puede “ocurrir pronto”.

Photo gallery Famosos que han hablado de Weinstein See Gallery

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA