POLÍTICA
21/01/2020 09:10 CET

El presidente de Murcia dice que el debate del veto parental busca tapar el “pin judicial” de Sánchez

López Miras reconoce que no hay denuncias de padres en su comunidad ni "adoctrinamiento" en sus aulas, pero seguirá pidiendo el permiso de los padres

Marcial Guillén /Agencia EFE
El presidente de Murcia, Fernando López Miras, en una imagen de archivo. 

El presidente de la Región de Murcia, el popular Fernando López Miras, ha denunciado esta mañana que la polémica por el veto parental está siendo azuzada por el PSOE y el Gobierno central para tapar el que ha llamado “pin judicial”, sobre la llegada de Dolores Delgado a la Fiscalía General. 

En una entrevista en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER, el mandatario se ha reafirmado en su advertencia al Ejecutivo de que no va a negociar “la libertad y los derechos de los padres de la Región de Murcia, ya que eso es innegociable”, sugiriendo que mire a Cataluña si quiere aplicar el artículo 155 de la Constitución, como dijo ayer. La Moncloa le ha dado un mes de plazo para que retire la medida o, si no, acabará denunciando el caso en los tribunales. 

López Miras, a preguntas de Àngels Barceló, ha tenido que ir reconocer que “no le consta que haya ninguna denuncia de los padres” respecto al contenido que se imparte en las aulas de la comunidad y que “en ningún centro de la Región de Murcia se está adoctrinando”, por lo que no hay motivo de queja. “La neutralidad ideológica de los docentes en la Región de Murcia es incuestionable”, ha enfatizado. 

Ante esa realidad, que haría poco útil -como poco- el uso de una herramienta ilegal como el veto parental, el presidente la ha defendido, porque entiende que “otorga libertad a los padres”. “Fue mi compromiso en mi programa electoral: garantizar la libertad de los padres para decidir la educación de los hijos. Por un lado, para elegir el centro de sus hijo y por otro que los padres participasen y autorizasen por personal que no fuera docente”, ha dicho, además, desmarcando la propuesta de Vox, el partido de ultraderecha que está exigiendo su aplicación en aquellas comunidades en las que es muleta de gobierno con el PP y Ciudadanos. No es, ha insistido, una imposición del partido de Santiago Abascal. 

“El veto parental no tiene que ver con el acuerdo que firmamos con Vox la semana pasada (...). No entendemos esta cortina de humo”, ha repetido López Miras, quien defiende además: “Que yo crea en la libertad de los padres y las madres nada tiene que ver con un partido político”.

“No entiendo el revuelo porque eso ya se está haciendo desde agosto (...). El Gobierno está interesado en hablar de esto. Para nosotros no es un tema que esté de actualidad. Es un debate para tapar el pin judicial de Pedro Sánchez”, ha denunciado, en alusión a la polémica generada por el relevo de María José Segarra al frente de la Fiscalía General del Estado, cargo que ahora ocupa la exministra de Justicia hasta hace una semana, Dolores Delgado. 

“No vamos a retirar la autorización familiar, que es como lo llamamos nosotros. Sánchez está acostumbrado a negociar hasta la ruptura de España, pero nosotros no vamos a negociar la libertad de los padres”, ha remarcado en la entrevista en la SER. 

“Claro que hemos hablado con la comunidad educativa. Y no hemos tenido ningún problema. Yo ya lo llevaba en mi programa electoral. Se está haciendo a través de una instrucción. Esto no tiene enjundia para que se convierta en un decreto ley”, concluye.