INTERNACIONAL
15/10/2020 18:35 CEST | Actualizado 15/10/2020 18:45 CEST

El rey de Bélgica recibe a Delphine, su hermana ilegítima, tras ser reconocida por los tribunales

"Fue un encuentro cálido".

GETTY
Felipe VI y Juan Carlos I en una imagen de archivo.

La que fuera hija ilegítima del rey Alberto II de los Belgas hasta que los tribunales reconocieron el parentesco este año, Delphine Boël, fue recibida la semana pasada en Palacio por su hermano por parte de padre y actual monarca de Bélgica, el rey Felipe, según ha anunciado la Casa Real este jueves.

Ambos se encontraron por primera vez de manera oficial en el Castillo Real de Laeken, tradicionalmente residencia de los reyes en Bruselas, días después de que una nueva sentencia diera la razón a Boël en su derecho a recibir el título de princesa y el nombre de Sajonia-Coburgo.

El encuentro lo han anunciado los dos hermanos a través de un mensaje publicado una semana después en la cuenta de Instagram de la Casa Real belga en la que se puede ver una imagen de ambos sonrientes, pero respetando la distancia física que imponen ahora las normas de seguridad por el coronavirus.

“Fue un encuentro cálido, tuvimos la ocasión de aprender a conocernos durante un largo y emotivo intercambio que nos ha permitido hablar de nuestras respectivas vidas y de centrarnos en el interés común”, explica el comunicado emitido en nombre del rey y de la princesa Delphine.

El comunicado concluye señalando que el “vínculo” creado entre los hermanos seguirá “desarrollándose a partir de ahora dentro del marco familiar”.

Un encuentro que llega en plena polémica por la pregunta que presentó la formación abertzale Bildu, que fue rechazada por la Mesa del Congreso de los Diputados, sobre los derechos sucesorios de Albert Solà, el hombre que asegura ser el hijo primogénito del rey emérito, Juan Carlos I.

La solicitud de información fue presentada por el diputado Jon Iñarritu el pasado 5 de octubre. Solà asegura desde hace años que es hijo ilegítimo del rey emérito en base a una prueba de ADN que el Supremo denegó. 

NUEVOS TIEMPOS