NOTICIAS
25/11/2021 03:14 CET

El temporal deja inundaciones, cortes de carreteras y desbordamiento de ríos

El primer temporal de la temporada, que comienza a remitir, ha dejado nevadas y precipitaciones torrenciales.

EFE/ Eloy Alonso
Una canoa en la carretera N-634, cortada ya al tráfico por el desbordamiento del río Sella.

El primer temporal de la temporada, que comienza a remitir, ha dejado nevadas y precipitaciones torrenciales en varias comunidades que han provocado el desbordamiento de ríos, cortes e inundaciones en carreteras y hasta el desalojo de un hospital y dos centros educativos en Arriondas, Asturias.

Después de los más de 150 litros caídos en la jornada de este martes en puntos del sur de Tarragona, Asturias ha registrado este miércoles las mayores precipitaciones del país, con 151 litros por metro cuadrado en Amieva, 112,8 en Cabrales, 74,86 en Piloña, o 76,4 en Aller.

Las precipitaciones han sido especialmente intensas en la zona oriental asturiana, donde los ríos Sella, Linares, Bedón, Cares y Deva se han mantenido a lo largo de toda la jornada en alerta por un rápido aumento de caudales que también se ha dejado notar con intensidad en el Piloña, Ponga o Güeña.

En Arriondas hubo de desalojar el complejo hospitalario, para lo cual se procedió a dar de alta a 26 pacientes y a trasladar en 17 ambulancias a otros 29 hasta hospitales de Avilés, Langreo, Mieres y Gijón.

Por precaución, también fueron desalojados cerca de 600 alumnos, profesores y el personal que presta servicio en el colegio público Río Sella y en el Instituto de Educación Secundaria El Sueve, así como tres miembros de una familia cuya casa quedó rodeada por el agua en la recta de Lleu, en Piloña, y que fueron evacuados junto a su perro por el helicóptero del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

Los Bomberos del SEPA también se valieron de una canoa para rescatar a dos mujeres en zonas inundadas, una en La Noceda, Arriondas, y la otra en Las Rozas, Cangas de Onís.

Este miércoles, además, ha llovido con fuerza en puntos de las Islas Baleares, Cantabria y Cataluña, donde persiste el aviso amarillo (riesgo), según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Como dato curioso, cabe destacar que el Observatorio del Ebro recogió este martes un total de 204 litros de agua por metro cuadrado, la mayor cantidad en Cataluña y el tercer registro de más pluviometría en los más de cien años de historia de este observatorio meteorológico.

Los anteriores registros de más lluvia en un día en este observatorio, situado en Roquetes (Tarragona), fueron el 19 de septiembre de 1943, cuando se recogieron 265 litros, y del 30 de septiembre de 1901, con 224,8 litros por metro cuadrado.

Respecto a las nevadas, Aemet ha apuntado que comenzarán poco a poco a escalar metros, y así en la cordillera Cantábrica este miércoles la cota se sitúa entre los 1.200/1.400 metros; en el Pirineo, en torno a 1,400 metros; en los sistemas Central e Ibérico y las montañas del sureste peninsular entre 800/1.000 metros y en el este de la Meseta, bajando ocasionalmente hasta los 800/900 metros.

Nivel amarillo

A pesar de este ascenso de la cota, siete comunidades –Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja y la Comunidad Valenciana– permanecen con nivel amarillo por espesores entre 5 y 15 centímetros.

La nieve ha afectado este miércoles con menor intensidad al tráfico rodado, tal y como han informado desde la Dirección General de Tráfico (DGT), que señala que a primeras horas la nieve ha cerrado el acceso de camiones a la A-231, a la altura de Melgar de Fernamental (Burgos), en un tramo de 47 kilómetros; la BU-30 en Burgos capital, con 21 kilómetros; y la A-67 en Palencia capital, con 14 km afectados.

En Aragón, las nevadas también han complicado la circulación en la red vial a su paso por el Pirineo aragonés, de manera que ha sido necesario el uso de cadenas en las vías comarcales. En Asturias, se ha cerrado al tráfico a camiones el puerto de Pajares (N-630) y obligado a usar cadenas en San Isidro, Leitariegos, Tarna, Somiedo, San Lorenzo y Ventan.

El intenso frío de las últimas jornadas tiende a remitir con una subida de los valores en la mitad occidental peninsular, aunque en ciudades como Valencia se ha registrado este miércoles un día “plenamente invernal”, con una temperatura que a mediodía llegaba a los 7,7 grados, el registro más bajo en la capital desde el pasado 18 de abril.

Por capitales de provincia, Ávila y Segovia han sido este miércoles las más frías con una máxima que apenas ha pasado de los 3 grados, seguidas de Cuenca, León y Teruel con 5 grados y de Albacete, Burgos, Ciudad Real, Huesca, Lugo, Madrid, Zaragoza y Zamora, donde ha oscilado entre 6 y 9 grados.

Por la noche, las mínimas han descendido hasta los 2 grados bajo cero en Teruel y Soria y 0 grados en Ávila y Segovia.

A partir de este jueves persistirán las nevadas en la cordillera Cantábrica, Pirineos y sistemas Central e Ibérico con acumulaciones significativas, además de lluvias persistentes en el Cantábrico oriental y en Canarias, más probables en Tenerife y La Palma. 

Photo gallery La DANA que ha tocado a media España See Gallery

GIBOBS PARA EL HUFFPOST