El túnel vagina y otras excentricidades de la casa de Cara Delevingne

La modelo ha abierto las puertas de su mansión a la revista 'AD'.
Cara Delevingne, en su túnel.
Cara Delevingne, en su túnel.

Que a los millonarios les gusta gastar el dinero en todo tipo de excentricidades no es ninguna sorpresa y la casa de Cara Delevingne es el ejemplo perfecto. La modelo ha abierto las puertas de su hogar en Los Angeles a la revista AD y está plagada de rincones pintorescos.

El que más ha llamado la atención es el ‘túnel de la vagina’. Sí, has leído bien, Delevinge tiene un túnel en forma de vagina que conecta dos habitaciones de la casa. A simple vista es imperceptible, ya que está construido tras un espejo. Ese espejo es en realidad una puerta, que cuando se abre deja ver la vagina.

La propia Delevingne hace los honores y se introduce por la vagina para llegar a la otra habitación, un cuarto de invitados con una litera con espacio para dos camas. Desde ese dormitorio, el otro lado del túnel se ve como una lavadora rosa con aires psicodélicos.

El pasillo está hecho a medida y la modelo explica en el vídeo que la “inspira” y es el lugar de su casa al que va cuando necesita un chute de creatividad.

No es el único lugar extravagante de la casa, que está parcialmente inspirada en Hugh Hefner. De hecho, Delevingne tiene una máquina de pinball de Playboy en su sala de juegos, donde también tiene un exhibe transparente que deja a la vista todo el engranaje del instrumento. La mansión también cuenta con una habitación para jugar al póker, con cortinas rojas, inspirada en David Lynch. Detrás de una de esas cortinas se esconde una piscina de bolas.

Inspiración 'Playboy'
Inspiración 'Playboy'

La casa es tan grande que la modelo necesita un patinete para llegar a su habitación, así que hay hueco para unos cuantos baños. Uno de ellos, dorado e inspirado en David Bowie. Delevingne es fan del artista británico y guarda una guitarra firmada por él en un estudio musical donde también toca la batería.

La piscina de bolas
La piscina de bolas

Por los pasillos abundan las plantas y los ramos de flores, uno de ellos, por supuesto, en forma de vagina. La modelo también tiene una habitación bautizada como Pink Pussy Palace —algo así como el palacio del coño rosa—, en la que tiene un enorme sofá corrido, un columpio y una barra de pole dance.

El Pink Pussy Palace
El Pink Pussy Palace

Delevingne explica que la temática de la casa es una mezcla entre una jungla y una fiesta de té del sombrerero loco de Alicia en el país de las maravillas. Por eso ha colocado una carpa en el jardín con lámparas de aire vintage y un enorme sofá. En la zona exterior, donde no falta la piscina y un gran espacio para hacer barbacoas, la modelo ha colocado varias camas elásticas.

Uno de los leones qu coronan la piscina.
Uno de los leones qu coronan la piscina.

Cuenta la modelo que su madre le decía que “si te aburrías eras un aburrido”, así que ha decidido hacer de su casa un espacio recreativo. Parece que lo ha conseguido.

Cara Delevingne