POLÍTICA
28/05/2019 10:24 CEST | Actualizado 28/05/2019 15:20 CEST

Estrasburgo rechaza la demanda de Puigdemont y otros 75 diputados catalanes

AFP

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó este martes la demanda presentada por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, y otros 74 diputados contra la anulación del pleno de octubre de 2017 en el que se iba a declarar la independencia de Cataluña.

La Corte europea afirma en su decisión que la suspensión dictada por el Tribunal Constitucional era ‘necesaria en una sociedad democrática’ para “mantener la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y libertades ajenas”. 

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha valorado este martes la decisión del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de rechazar el recurso del expresidente catalán Carles Puigdemont, y ha apuntado que supone ‘un espaldarazo muy importante’ al Tribunal Constitucional español.

En declaraciones a los medios desde Palma, donde se encuentra atendiendo al III Congreso Internacional sobre Escuelas Seguras, Borrell ha defendido que la decisión de Estrasburgo es un “respaldo al funcionamiento de la justicia española”.

El recurso fue presentado por 76 exdiputados catalanes, entre ellos algunos de los enjuiciados por el ‘procés’, por supuesta vulneración de derechos fundamentales tras la suspensión del Pleno del Parlament en el que el expresidente Carles Puigdemont iba a valorar los resultados del referéndum del 1 de octubre de 2017.

En este sentido, Borrell ha destacado el “rechazo claro” del Tribunal a “los argumentos formulados por el independentismo, que trata de desacreditar al sistema judicial español”. “Es una noticia importante porque el Tribunal Europeo rebate todos los argumentos del independentismo catalán sobre que esa decisión del TC era una limitación a la libertad de expresión y el funcionamiento del Parlament”, ha insistido.

El ministro ha resaltado también que la resolución proceda del “máximo órgano jurisdiccional” europeo y no ‘de un comité más o menos especializado’.

Por otra parte, a preguntas de los medios, Borrell ha rechazado hacer comentarios sobre la posibilidad de que ocupe algún cargo en la nueva Comisión Europea; y en cuanto a la formación del gobierno municipal en Barcelona, se ha limitado a indicar que el candidato socialista, Jaume Collboni, ‘dijo bien claro’ que el partido haría todo lo posible para evitar ‘que hubiese un alcalde de Barcelona que pusiera la ciudad al servicio del movimiento independentista’, en palabras de Borrell.