POLÍTICA
26/05/2021 22:19 CEST | Actualizado 27/05/2021 09:41 CEST

Felipe González: "En estas condiciones yo no daría el indulto a los presos del procés"

El ex presidente del Gobierno ha defendido que es del PSOE "pase lo que pase", aunque no ha ahorrado críticas al actual 'aparato'.

EL HORMIGUERO
Felipe González, en 'El Hormiguero'

Ni quiere el indulto a los presos del procés ni se siente representado por el actual PSOE. Felipe González ha acudido a El Hormiguero a divertirse . Y, de paso, a hacer un repaso a la actualidad política desde su perspectiva de ex presidente del Gobierno, que ahora cumple 25 años de su salida de La Moncloa. No ha ahorrado temas y tampoco ha dejado a nadie indiferente.

El líder del Ejecutivo desde 1982 a 1996 defiende que “en estas condiciones” no es favorable a indultos por el procés, ya que la ley que lo regula “es del siglo XIX y en ella se habla de arrepentimiento”, algo que también ha señalado el Supremo en su negativa a plantear los indultos. Sin embargo, el Ejecutivo actual no descarta esta vía y el propio Pedro Sánchez ha reconocido que los valorará pensando “en la concordia” y “no en la venganza”.

“Creo que habría que haber hecho política antes de ampararse en los jueces. El debate no es si se arrepienten, sino si están dispuestos a respetar la legalidad vigente, sea Constitución o Estatuto”, ha añadido ya al final del programa, queriendo matizar parte de sus declaraciones al respecto del procés.

González ha rechazado la proclama de que se está juzgando al independentismo: “No, no se está juzgando al independentismo, porque si no, no habría un Gobierno de la Generalitat como este”. “Como dice Salvador Illa, gobernemos a los catalanes, superemos la fractura en la sociedad catalana y solo se va a hacer si se hace desde el respeto a la legalidad. Y solo se va a hacer desde el respeto a la relación con España y la lealtad institucional”, ha rematado.

“La capacidad de hacer un proyecto de país no tiene edad”

Su paso por El Hormiguero ha servido para dejar algunos momentos de humor y bastantes ‘recados’ al actual PSOE, con el que ha retomado viejas ‘heridas’. Preguntado por si se siente representando por el PSOE de Sánchez ha vuelto a dejar claro su descontento: “Yo soy del PSOE pase lo que pase. Digo que me siento huérfano de representación, y esto ha ofendido a muchos, pero no me refiero solo al PSOE. Busco que en un parlamento haya alguien cuyo discurso yo pueda aplaudir, aunque sea el de Teruel Existe. Y no lo hay”.

También ha querido recalcar que “el compromiso, el talante, el talento, la capacidad de hacer un proyecto de país no tienen edad”, en referencia a las críticas que recibió desde el ‘aparato’ socialista, que defendió que ahora era el tiempo de la generación actual y no de la suya. Durante la entrevista con Pablo Motos ha dejado varias ‘pullas’ sobre la edad para seguir en cargos de responsabilidad, en referencia a esta polémica.

Yo soy del PSOE pase lo que pase. Me siento huérfano de representación, pero no me refiero solo al PSOEFelipe González

Sí ha admitido “algunos errores” en sus años de mandato “y uno de ellos es la transición generacional. Yo llegué al Gobierno con 40 y salí con 54. Cuando dije que no iba a volver a cargos institucionales no me creía nadie... ahora empiezan a creerme”.

Su ‘casi’ presidencia de la Comisión Europea

Conmemorando su cuarto de siglo fuera del Gobierno, González ha confesado que lo primero que sintió al dejar el cargo fue “liberación”. “El día que salí del Gobierno me comprometí conmigo a no aceptar ninguna responsabilidad institucional más”.

Su promesa personal le llevó a rechazar una propuesta que estuvo en boca de los dirigentes europeos: presidir la Comisión Europea. Solo le separó su reparo, al que intentó buscar justificación. “En Bruselas daban por hecho que yo sería presidente de la Comisión por el 97. Se habían puesto todos de acuerdo, hasta nuestro representante, y yo no quería”.

De inmediato, ha enlazado su ‘casi’ europeo con los primeros meses de mandato de Joe Biden en EEUU, del que ha hecho una encendida defensa. “Biden está aprovechando un momento socialdemócrata en sus políticas. Por fin hay un político que no se levanta obsesionado por Twitter, sino por la vacunación y la vida de las personas”, en referencia a Donald Trump, al que ha evitado mencionar.

Sus vivencias internacionales

En clave internacional ha recordado que Alemania fue el gran aliado para la integración europea de España durante su mandato. En un plano más personal, ha rememorado la figura del primer ministro sueco Olof Palme, posteriormente asesinado, como líder más simpático.

De Margaret Thatcher recuerda haberle dicho ”‘estás preciosa’ y cómo se le caía el bolso”, entre risas. “Nosotros estábamos cordialmente en desacuerdo casi siempre”, en referencia a sus diferencias de postura con la premier británica.