Froilán y su particular forma de seguir las normas: 60 segundos de vídeo, cuatro patadas

Ni el estado de alarma ni el coronavirus parecen preocupar al hijo de la infanta Elena.
Froilán, en Madrid (16 de junio de 2020).
Froilán, en Madrid (16 de junio de 2020).

No es sólo lo que dice del rey Juan Carlos I, en el último vídeo de Froilán hay muchos más mensajes. Él, como su hermana Victoria Federica, llevan el estado de alarma y la crisis del coronavirus a su manera. Sólo hay ver con detalle la grabación de la revista Semana para darse cuenta.

Lo primero es que Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón está en Madrid. Es su ciudad, pero el hijo mayor de la infanta Elena y Jaime de Marichalar pasó los meses más duros de confinamiento en el Alcuzcuz Boutique Hotel, a sólo cinco kilómetros de San Pedro de Alcántara (Málaga). Según publicó Vanitatis, se escapó allí cuando ya se había restringido la libertad de movimientos. En otras palabras, se saltó el estado de alarma.

Con él aún en vigor y la Comunidad de Madrid todavía en fase 2, Froilán ha vuelto a casa acogiéndose a una de la excepciones del BOE: “Retorno al lugar de residencia habitual”.

Lo segundo tiene que ver con el uso obligatorio de la mascarillas en espacios públicos abiertos cuando no se puede garantizar la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. La norma entró en vigor el 21 de mayo, hace casi un mes. Para Froilán no existe o las distancias se miden de otra manera. Con su amigo de la derecha no hay ni 50 centímetros. Tampoco con la periodista de Semana. Tendría que llevar la mascarilla puesta, no en la muñeca.

Lo tercero deja en evidencia que las recomendaciones de Sanidad no van con él. Ni la mascarilla, ni la distancia interpersonal, ni tampoco la higiene. Las autoridades sanitarias se han cansado de repetir que no hay que tocarse la cara con las manos. Sobre todo, hay que evitar boca, nariz y ojos. En el minuto 0:40 se ve que no lo sabe y se lleva la mano izquierda a la nariz.

Lo cuarto y último vuelve a tener que ver con las normas establecidas en el BOE. Desde el 4 de mayo, el uso de mascarilla en transporte público, tanto para conductores como para usuarios. Esto no sólo afecta a metro, autobús, barco, tren o avión, también a los taxis. Froilán no lo sabe o no lo quiere saber. Él sigue con la mascarilla en la muñeca cuando se sube al coche (segundo 55).

A su manera...

Evolución de Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón