El complicado futuro de Christian Gálvez y 'Alta tensión' en Telecinco

La cadena estrella de Mediaset no afrontará un curso televisivo fácil.
Christian Gálvez en 'Alta tensión' con una de las concursantes.
Telecinco
Christian Gálvez en 'Alta tensión' con una de las concursantes.

Mientras unos celebraban que Pasapalabra pasara a manos de Roberto Leal en Antena 3 en mayo de 2020, otros lamentaban que Christian Gálvez se quedara con las manos vacías cuando Telecinco tuvo que renunciar al formato siete meses antes.

Mediaset intentó compensar al presentador haciéndolo competir con el que había sido su programa durante más de 12 años, esta vez poniéndolo al frente de El Tirón… Aunque el propio nombre del espacio — que en realidad formaba parte del último tramo de Sálvame—, parecía tener gafe, ya que generó tan poco arrastre que puso en serios apuros a Pedro Piqueras.

Los antecedentes

El presentador de Informativos Telecinco tuvo que encarar una difícil situación a la que no hacía frente desde hacía una década. Siendo líder de audiencia, sin Pasapalabra y con El Tirón como predecesor de los informativos tenía a su rival cada vez más cerca: Vicente Vallés, de Noticias 2 en Antena 3.

Además, la sección de Christian Gálvez en Sálvame competía con ¡Boom!, que le dio la victoria a Atresmedia. El programa de Juanra Bonet amplió distancia paulatinamente: de superarlo por una décima a sacarle casi cinco puntos. Es decir, pasó de marcar un 15,5% de share a principios de enero (frente al 15,4% de Telecinco) a un 17,8% a finales de febrero (frente al 13%). Era el sorpasso más deseado por la competencia.

Como era de esperar, Mediaset movió ficha. Finalmente, la duración de 20 minutos con la que se estrenó Gálvez quedó en 13, un 35% menos en una franja de gran valor comercial para las cadenas. Y de ahí, a su cancelación en marzo de 2020. Duró poco más de tres meses.

El presentador desapareció un tiempo de la pantalla —mientras se hacía cargo del concurso Qarenta en Be Mad—, hasta que por fin llegó su nueva oportunidad.

La situación de Alta tensión

Gálvez reapareció en prime time para estrenar Alta tensión, es decir, en un horario que evitaba su enfrentamiento con la buena racha de Pasapalabra en Antena 3, y dirigiendo un concurso que, caprichos del destino, comenzó su andadura en la cadena de Atresmedia en 1998, nada más y nada menos que con Constantino Romero. Razones más que suficientes para estar como el propio nombre del programa indica, con las pulsaciones disparadas.

Debutó con más de 1,6 millones de espectadores. Un éxito aplastante si se compara con El Tirón, que ni siquiera era un programa en sí mismo. Sin embargo, hay otra lectura.

Alta tensión está a prueba este verano, desde el momento de su estreno, al ser una de las apuestas de Mediaset para el próximo curso, en el que la intención de la cadena era que saltara a la franja de la tarde.

La parte negativa es que Christian Gálvez no ha regresado para besar el santo, pese a enfrentarse de momento, estas noches de verano, con las reposiciones de El Hormiguero, una baza que habría jugado claramente a su favor.

Asimismo, el concurso no conseguido despuntar, y hasta el momento su media es de un 12% de cuota de pantalla (1,4 millones espectadores), según los datos recogidos por la consultora Barlovento.

El rompecabezas de Mediaset

Mediaset se enfrenta ahora a un problema: dónde recolocar Alta Tensión. ¿Contra los imbatibles El Hormiguero o Pasapalabra? Ni siquiera El Precio Justo, con una apuesta segura para los concursos como Carlos Sobera, pudo competir con Roberto Leal, que ha ayudado a que Antena 3 recuperara hace un año el liderazgo de los informativos de la noche y a su vez ha impulsado la audiencia de El Hormiguero.

La cadena lo tiene cada vez más negro. Sálvame pierde audiencia a favor de la telenovela turca Tierra Amarga, que le ha arrebatado el podio, y sus series, como DOC o Nina, una enfermera diferente tampoco terminan de despegar.

De hecho, han decidido trasladar esta última a Divinity para dejar tres días de emisión a la primera. Pronto comienza un nuevo curso pero, de momento, la cuesta de septiembre parece cada vez más empinada para el canal estrella de Mediaset.

25 años de Telecinco: programas, series y presentadores míticos