Google ha 'espiado' nuestros móviles: así ha cambiado el confinamiento los hábitos de los españoles

Seis gráficos que muestran dónde estaban los españoles a mediados de febrero y dónde están ahora.

El estado de alarma se decretó en España el sábado 14 de marzo, pero días antes de que el Gobierno anunciase esta medida para detener el avance del coronavirus ya había atisbos de confinamiento voluntario entre los españoles. El domingo 8 de marzo comenzó el progresivo abandono de los restaurantes, según se puede ver en el estudio sobre cómo la cuarentena ha afectado a la movilidad publicado este viernes por Google.

En la investigación hecha en 131 países —puedes ver aquí todos los resultados— se han examinado seis categorías: tiendas y restaurantes; supermercados y farmacias; parques; estaciones de transporte público; lugares de trabajo; y espacios residenciales. Los datos han salido de nuestros móviles, ya que Google sabe en todo momento dónde estamos a través de la aplicación Maps. La idea del estudio es que se pueda observar de un vistazo la evolución que ha seguido la actividad en cada una de estas categorías y entender mejor el grado de efectividad de las medidas de confinamiento.

Así se ve cómo a partir del 8 de marzo descendieron las visitas a tiendas y restaurantes, que tocaron suelo el domingo 15, y cómo se dispararon las compras en supermercados el lunes 9 de marzo después de que se anunciasen el cierre de centros educativos en la Comunidad de Madrid Madrid, Haro y Vitoria-Labastida.

Los parques empezaron a sufrir los efectos del confinamiento mucho más tarde. Esperaron a vaciarse a que se decretase el estado de alarma. Ahí cayó en picado la asistencia porque hasta ese momento los niños (sin clase desde el viernes 13 en toda España) acudían a jugar con normalidad. De hecho, durante la semana previa al confinamiento hubo una asistencia continuada.

parques
parques

El transporte público se ha ido abandonando según se ha implementado el teletrabajo, que llegó antes incluso de decretarse el estado de alarma. El viernes 13 la asistencia a metro, bus y estaciones de transporte se situaba en el -80% y a los lugares de trabajo se acercaba al -60%.

En esa primera gráfica (Transit Stantios) se ve bien el vacío de calles y carreteras del que habló Pedro Sánchez en su comparencia del sábado 28 de marzo: los dos fines de semana siguientes a decretarse el estado de alarma, el uso de transporte público estaba por debajo del 80%.

Todo lo contrario ha pasado con los lugares de residencia. Mientras que todo se ha ido vaciando, incluso los supermercado que tras el primer pico atienden ahora a un 76% menos de visitantes diarios, los únicos desplazamientos que han crecido son los hechos a nuestras casas. Han aumentado un 22%.

Google asegura en la presentación de estos informes que se ha nutrido exclusivamente de datos agregados y completamente anónimos, y que cumplen con sus “más estrictos protocolos y políticas de privacidad”. De hecho, sólo cuentan con la información de aquellos usuarios que han dado su permiso expreso para estar geolocalizados.

Monumentos vistos desde Google Maps