ECONOMÍA
17/05/2019 13:53 CEST | Actualizado 17/05/2019 14:08 CEST

Guía definitiva para pedir un préstamo y devolverlo sin problemas

Cualquier persona puede verse en una situación, en algún momento de su vida, en la que necesite pedir financiación. Además, hoy en día existen préstamos rápidos y créditos rápidos para todos los públicos. Por ello, a continuación vamos a ver cuáles son las principales pautas a tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo, y devolverlo según lo pactado.

El HuffPost

Haz un análisis de tu situación económica

Lo primero que se debe hacer antes de solicitar un crédito es hacer una reflexión seria sobre las circunstancias financieras que se tienen actualmente. Es fundamental calcular cuánto dinero se gasta cada mes, y los ingresos que se tienen, dejando un margen, aunque sea pequeño, para posibles imprevistos.

Sin conocer bien la propia situación a nivel económico no es conveniente pedir dinero a una entidad financiera, ya que no se puede saber si se está en condiciones para devolver una cantidad determinada. Existen aplicaciones gratuitas que pueden servir de ayuda en esta labor.

Piensa en cuánto dinero necesitas realmente, y cuándo vas a poder devolverlo

Una vez que tengamos claro lo anterior, es momento de pensar en cuánto dinero se necesita en realidad, y en qué momento se podrá devolver. En ningún caso se debe escoger un plazo de devolución más largo del necesario, ya que cuanto más tarde se devuelva el dinero, más intereses se pagarán.

Por otro lado, tampoco se recomienda establecer un período de amortización demasiado ajustado, por si surgiese algún imprevisto. En la medida de lo posible, se debe establecer la devolución del préstamo según los ingresos con los que se cuenta, pidiendo ayuda a un asesor financiero si hablamos de una cantidad importante y se tienen dudas.

Léete bien todas las condiciones del contrato

Es de vital importancia leerse con detenimiento los términos y condiciones de la entidad de crédito. Por más que pueda resultar sorprendente, son muchos los usuarios que no lo hacen y, pasado un tiempo, se encuentran con problemas por ello. Todo lo que pueda ocurrir con el préstamo está en el contrato, así que en ningún caso hay que firmarlo sin leérselo por completo.

Cumple las condiciones del préstamo

A la hora de solicitar un préstamo, es imprescindible planificar y administrar bien el dinero con el que se cuenta, para así poder liquidar el préstamo con la entidad. Si no cumplimos con las obligaciones que contraemos al firmar el contrato, nuestro historial financiero se verá afectado y podemos tener problemas en el futuro cuando necesitemos volver a pedir un crédito. Además, retrasarse con los pagos supone terminar pagando más, por las comisiones de mora.

Nunca solicites un préstamo para pagar otro

En el caso de que una persona se vea tentada a hacer esto, debe renunciar a esta idea rápidamente. Al solicitar un préstamo para hacer frente a otro se entra en una espiral de la que es muy complicada salir. Es mucho mejor intentar solucionar el problema de otra manera. Por ejemplo, se puede contactar con la entidad y comentarle la situación, para intentar solicitar una ampliación del plazo de la devolución del préstamo.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST