TENDENCIAS
14/06/2019 07:22 CEST | Actualizado 14/06/2019 18:46 CEST

Guía para llevar camisa de manga corta sin parecer un paleto

Sí, se puede.

Llega el verano y con él la eterna pregunta del armario masculino. ¿Se puede llevar con estilo una camisa de manga corta? La respuesta es sí, pero hay que prestar atención a unos cuantos detalles, porque no todo vale. No querrás ir por la calle como un adolescente recién salido de una peli de los ochenta, que te confundan con Ace Ventura o, lo que es peor, con Jesús Gil. 

Fíjate en el corte y no te pases con las mangas

Lo primero en lo que tienes que fijarte es en el patrón y el corte. Una camisa de manga corta debe llevarse entallada, pero no apretada. Asegúrate de que no flexionas el brazo y te corta la circulación o de que los botones no se abren cuando te mueves o te sientas.

Las mangas son, valga la redundancia, lo más importante de este tipo de prenda, y deben ir como una segunda piel, abrazando el brazo. Olvida esas mangas enormes en las que podrían caber tres extremidades. Remangarlas no es una solución en esos casos, pero sí puede ser un toque apropiado cuando se trata de una camisa bien cortada y sencilla. 

Decimos sencilla porque quizás no sea la mejor opción cuando se trata de una camisa estampada. Sea como sea, no le des más de dos vueltas a las mangas y no intentes que queden perfectas, la naturalidad suma puntos. 

Photo gallery Los hombres que sí han sabido llevar la camisa de manga corta See Gallery

¿Por dentro o por fuera?

Sobre esta cuestión hay mucho escrito, y podría resumirse básicamente en que cada uno elija la opción que le resulte más cómoda. La edición estadounidense de la revista GQ, referente en moda masculina, hace dos recomendaciones a los que quieran incorporar esta prenda a su armario: si está bien entallada, lo mejor es dejarla por fuera, si es demasiado ancha, meterla por dentro puede darle un toque más equilibrado al estilismo. 

Pero ahí no queda todo, no vas a salir a la calle solo con camisa, o sí, ¿quiénes somos nosotros para juzgar? Si quieres seguir el ejemplo de la mayoría de los mortales tendrás que combinarla con un pantalón. Lo más recomendable es elegir o bien unos vaqueros, o unos chinos estrechos en algún tono neutro. También es importante el corte, asegúrate de que no sean demasiado anchos, para mantener el equilibrio en la silueta del look al completo. 

El caso de la camisa caribeña

Reservada únicamente para los ambientes más informales, tiene un corte totalmente diferente a la camisa apropiada para el trabajo u ocasiones formales. Es más ancha, de cuello abierto y lo más estiloso es no llevarla completamente abrochada, dejando siempre suelto el último botón. 

Su estampado prácticamente exige de nuevo un pantalón en tono neutro, y ajustado, no elijas unos cargo o algo similar, o parecerás una feria andante. 

El actor Michiel Huisman.

Tienes varias opciones para combinarla. ¿La más relajada? Utilizarla como sobrecamisa por encima de una camiseta, como Michael Fassbender en su boda ibicenca. ¿Otra más formal y que se ha puesto de moda? Llevarla con un traje. No es tarea fácil, pero si lo haces puedes seguir el ejemplo del actor Michiel Huisman, que consiguió una buena sintonía de color con esta combinación en una cena organizada por Chanel. 

PULEVA PARA EL HUFFPOST