Hallan muerto a un soldado de 18 años que custodió el ataúd de la reina Isabel II

Jack Burnell-Williams era uno de los reclutas más jóvenes del cuerpo de Caballería Doméstica
|
El soldado fallecido y un momento del funeral de la Reina Isabel II
El soldado fallecido y un momento del funeral de la Reina Isabel II
The Royal Family y BBC

Consternación en Reino Unido. Jack Burnell-Williams, un soldado de tan sólo 18 años, fue encontrado muerto en el cuartel del Ejército de Hyde Park Barracks, en Knightsbridge. El joven murió el miércoles a primera hora de la tarde. Sus compañeros lo encontraron inconsciente en el suelo y fue atendido por médicos, que ya no pudieron hacer nada por su vida. Se da la casualidad que Jack Burnell-Williams fue uno de los soldados que custodió el ataúd de la reina Isabel II en el cortejo fúnebre de la monarca el pasado 19 de septiembre.

“Nuestros pensamientos están con la familia y los amigos del soldado en este momento difícil y pedimos que se respete su privacidad”, señaló un portavoz del Ejército. El caso ha sido remitido a un forense, aunque se descarta que la muerte haya podido ser por una acción violenta.

Natural de Bridgend, Gales del Sur, Jack Burnell-Williams era uno de los reclutas más jóvenes del cuerpo de Caballería Doméstica. El pasado 19 de septiembre, desempeñó un papel clave en la custodia del ataúd de la Reina Isabel II mientras era transportado en un majestuoso carruaje armado tras la misa desde la Abadía de Westminster hasta el Arco de Wellington. El joven se colocó detrás del rey Carlos III y otros miembros de la realeza de alto rango, incluidos el príncipe Guillermo y el príncipe Enrique.

“Nuestro maravilloso hijo”

Aquel día, la familia del soldado publicó imágenes de las tropas del Regimiento Montado de Caballería participando en la ceremonia. “Cumpliendo con su deber con la Reina en su último viaje”, decía la familia mientras se veía a Jack desfilando.

Ahora, la familia llora desconsolada su prematuro adiós. “Nunca pensé que diría esto, pero como familia estamos desconsolados por el repentino fallecimiento de nuestro maravilloso hijo”, ha escrito la madre en redes sociales.

La novia de Jak, Molly Holmes, también quiso despedirse de su amado a través de Facebook: ’Siempre te voy a extrañar mi amor. Verdaderamente desconsolada”.