BLOGS
09/06/2019 09:18 CEST | Actualizado 10/06/2019 18:41 CEST

Holanda, el país que surgió del agua

¿Sabes de dónde viene el nombre de Países Bajos?

Si alguna vez te has preguntado cómo es posible que Holanda haya ganado terreno al mar, estás en el artículo correcto. Aquí te lo vamos a explicar. De hecho el nombre de Países Bajos viene por esta razón, ya que buena parte de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar.  

La complicada relación de Holanda con el mar del Norte

Holanda está bañada por el mar del Norte y el mar Caribe. Sí, no hay que olvidar que aún conservan territorios de ultramar en las Antillas. Islas en el mar Caribe que forman parte de la Unión Europea, hablan neerlandés, usan el euro y preparan stroopwafels. Aunque a estas islitas no les vendría mal hacerse un poco más grandes, nuestro viaje por la historia de amor y odio entre los Países Bajos y el mar del Norte transcurre en territorio continental.

Durante siglos las embestidas del mar del Norte se iban adentrando entre las grietas de la recortada orografía holandesa. De manera lenta pero constante e implacable el país se iba inundando y sumergiéndose bajo las aguas. Además de la merma territorial y pérdida de ciudades, poblaciones enteras estaban abocadas a desplazarse hacia el interior del país.

Holanda como potencia imperial histórica no sólo tenía guerras contra otras naciones, también la tenía contra el mar. No les quedó mas remedio que tomarse muy en serio la lucha contra el hundimiento literal del país bajo el mar del Norte.

El pólder, la clave para surgir del agua

Pronto se convirtieron en la primera potencia mundial en ingeniería hidráulica. En el siglo XII desarrollaron una técnica llamada pólder que les permitía recuperar lo que el mar les quitaba. El sistema consistía en aislar mediante diques porciones de mar, dragar el agua estancada y desecar el terreno. Una vez recuperado el suelo, con ayuda de molinos  crearon una red de canales que les permitió domesticar el cauce del agua para obtener nuevos campos de cultivo.

Esto que parece tan sencillo, si lo haces de manera constante y durante siglos, te permite recuperar varios miles de kilómetros cuadrados e incluso crear nuevos territorios.

De las aguas surgió la provincia de Flevoland

Entre los años 1940 y 1969, Holanda empieza a encajar un pólder junto a otro como si fuera un puzzle gigante, logrando consolidar una extensión uniforme de 2.500 kilómetros cuadrados. Esa extensión en el año 1986 pasó a llamarse provincia de Flevoland.

Actualmente viven allí más de 400 mil personas repartidas en varias ciudades y municipios. Tienen parque de atracciones, aeropuerto, universidad y edificios de 20 plantas donde antes de la Segunda Guerra Mundial sólo había agua.

A base de encajar pólders como si fueran un rompecabezas hemos creado la hermosa campiña holandesa llena de molinos, tulipanes, zuecos y quesos. Maravillosa creación especialmente en tiempos de Instagram, pero las embestidas del mar del Norte siguen amenazando Holanda.

¿Cómo aplacar la ira del mar?

Tras la gran inundación del 31 de enero de 1953, los Países Bajos descubrieron que sus viejos diques eran insuficientes ante la fuerza destructiva del mar del Norte. Para terminar de derrotar a su viejo enemigo tiraron de presupuesto estatal y conocimientos para crear el Plan Delta, uno de los proyectos de gestión de agua más grandes y costosos del mundo.

El Plan Delta es una mega construcción compuesta por 13 estructuras de ingeniería hidráulica repartidas por toda la costa cuya función es hacer de barrera y muro de contención. De entre todas las estructuras destacan los ocho kilómetros del impresionante  dique Oosterscheldekering, creado no sólo para impedir las embestidas de mar del Norte, también para que nadie que no sea holandés pueda pronunciar su nombre.

Puedes conocer mucho más de Flevoland y del Plan Delta entrando en la página web de la Oficina de Turismo de Holanda.