POLÍTICA
25/11/2020 11:29 CET | Actualizado 25/11/2020 12:53 CET

Iglesias reconoce "tensiones" en la coalición, pero dice que son normales

El vicepresidente segundo cuenta que trata las discrepancias con Sánchez "sin dramatizar, con ironía y sentido del humor".

Europa Press News via Getty Images
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, el pasado 8 de octubre en el Senado.

Pablo Iglesias no esconde que el Gobierno de coalición choca entre sí. El vicepresidente segundo admite “tensiones”, pero dice que son normales. En una entrevista en el diario italiano La Stampael líder de Podemos cuenta que trata las discrepancias con Pedro Sánchez “sin dramatizar, con ironía y sentido del humor”. 

Iglesias, quien, como recalca el medio italiano, se formó en Italia durante un Erasmus, asegura que intenta no criticar en público a sus colegas del PSOE y que los roces surgen porque ambos partidos representan “cosas distintas” y están sometidos a “presiones distintas”.

“Nosotros, por ejemplo, estamos en contacto con las asociaciones de inquilinos y ellos con las de los propietarios. Los objetivos pueden ser diferentes. Pero esto es parte de los gobiernos de coalición. Si un ministro del PSOE dice algo negativo de Unidas Podemos, y alguien de los nuestros le responde, lo veo con Pedro Sánchez, sin dramatizar, con ironía y sentido del humor”, explica el jefe morado.

 

Se dice que las tragedias transforman a los ateos en creyentes, pero en realidad transforman a los neoliberales en neokeynesianosPablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno.

El vicepresidente segundo detalla que su jefe, Pedro Sánchez, tiene sentido del humor, un rasgo que, considera, tiene que tener todo político “para sobrevivir”. Iglesias, dice, se fía de Sanchez: “Hay confianza mutua”. Además, explica cómo vive las disputas: “A veces se encuentra una síntesis, otras veces nos vemos obligados a rendirnos porque somos el accionista minoritario, y otras veces es quien se rinde. Es política”, señala.

España e Italia, unidas en Bruselas por el mismo interés

Los gobiernos de ambos de países celebran este miércoles un encuentro bilateral, marcado por la covid-19 que ha golpeado con fuerza tanto en España como en Italia. Por eso, Iglesias dedica un apartado especial en la entrevista a hablar sobre las relaciones bilaterales y su encaje en la política comunitaria.

Iglesias explica que quienes “ahogaron a Grecia”, en referencia a Alemania y el resto de países frugales durante la crisis de 2012, ahora están desplegando recursos que no se había visto nunca. “Se dice que las tragedias transforman a los ateos en creyentes, pero en realidad transforman a los neoliberales en neokeynesianos”, sentencia. Y añade: “Italia, España y Portugal deben asegurarse de que, una vez acabe la emergencia, los partidarios de las políticas ultraliberales no salgan de las cuevas para traernos de vuelta sus viejas recetas fallidas. Tenemos que ejercer el liderazgo”.

Iglesias explica a la audiencia italiana que se siente “feliz” del papel de su partido en la política española porque “a pesar de la pandemia y el bajo número de diputados” con que cuenta,  los presupuestos tienen muchas probabilidades de ser aprobados con medidas progresistas que considera “aún insuficientes, pero que marcan un cambio”.

Tengo gente debajo de mi casa todos los días, movilizada por la extrema derechaPablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno.

El periodista italiano Francesco Olivo, pregunta a Iglesias por el acuerdo con Bildu.  ”¿Debería ser más cauteloso en el trato con esta formación por sus antiguos vínculos con ETA?”. El vicepresidente contesta que “España ha sabido metabolizar traumas tremendamente graves” y que “es un acierto de la democracia española que Bildu se presente a las elecciones; respete la ley y que ahora esté en las instituciones negociando como cualquier otra fuerza política”.

“Es un éxito de la democracia que ETA haya sido derrotada”

“Es un éxito de la democracia que ETA haya sido derrotada. Bildu es la segunda fuerza del País Vasco, incluso a costa nuestra. A veces la derecha tiene que crear fantasmas que ya no existen, es obsceno que al no saber qué decir de los presupuestos sacan a relucir el terrorismo”, concede Iglesias.

El vicepresidente segundo también responde a otra de las grandes preguntas: si su partido corre el riesgo de “quemarse” en un Gobierno de coalición. “Sé que a un partido aliado a la socialdemocracia se le suele acusar, desde la izquierda, de haberse moderado, pero hay pruebas inequívocas: es el odio que hemos despertado en la derecha económica, política y mediática”, dice. “Tengo gente debajo de mi casa todos los días, movilizada por la extrema derecha. Si no contáramos para nada, no habría nada de esto”, cuenta sobre las manifestaciones en la puerta de su vivienda organizadas por la ultraderecha.

Pool via Getty Images
Pablo Iglesias saluda a Felipe VI ante la mirada atenta de Pedro Sánchez el pasado 4 de marzo en el Palacio de la Zarzuela.

Felipe VI es “amable e inteligente”

En la entrevista, Iglesias saca tiempo para abordar la monarquía, otra de las grandes batallas culturales de su partido. El vicepresidente segundo incide que “sólo la derecha y, sobre todo la ultraderecha, se identifican con la monarquía”. El diagnóstico de Iglesias es que este es el gran problema que enfrenta el rey y que “hará de España una república tarde o temprano”. Iglesias dice que criticar la monarquía, como han hecho sus colegas morados, no es algo malo porque “las encuestas dicen que ya hay mayoría republicana”.

No obstante, Iglesias explica que sus relaciones con Felipe VI, a quien tutea según revela, han sido siempre muy buenas: “Es una persona amable e inteligente”.

Photo gallery La historia de amor y desamor entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias See Gallery