POLÍTICA
23/02/2021 13:32 CET | Actualizado 23/02/2021 14:32 CET

Iglesias, sobre el 23-F: "La gente espera más conocer la verdad que los actos suntuosos"

El vicepresidente pedirá el cambio de la Ley de Secretos Oficiales para que se sepa toda la verdad y se deje de tratar a los españoles como "menores de edad".

Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images
Pablo Iglesias, en el Congreso.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido esta mañana, en el acto que conmemora los 40 años del intento de golpe de estado del 23-F, que aún es necesario saber exactamente qué ocurrió ese día. Por eso, su grupo parlamentario, Unidas Podemos, socio en el Ejecutivo con el PSOE, “va a defender en el Congreso y en el Gobierno” que la actual Ley de Secretos Oficiales “deje de estar ocultando información” sobre la historia nacional y una jornada tan clave para su democracia.

“Creo que hay que dejar muy claro algo, que no es aceptable considerar a los españoles menores de edad. No puede ser que exista una Ley de Secretos Oficiales mediante la cual se puede ocultar a los ciudadanos españoles lo que realmente pasó. La gente espera más conocer la verdad que los actos suntuosos”, ha defendido en una comparecencia ante la prensa antes del inicio de los fastos, cuyo eje central es el discurso del rey Felipe VI.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha respondido a Iglesias al término del Consejo de Ministros, afirmando que está en su derecho de pedir más datos pero que, a su juicio, la información que hay sobre esa jornada es “suficiente e interesante”, que se han hecho muchas investigaciones y exposiciones por parte de historiadores para “conocer en detalle” lo que pasó.

El líder de Podemos portaba una insignia “que quiere ser un homenaje a la Unión Militar Democrática”, precisamente “porque es un día en el que recordamos un momento muy difícil de nuestra democracia, un momento en el que algunos altos mandos del Ejército dieron un golpe de estado y algunos otros dijeron que solamente hubieran necesitado un ok del rey para darlo”, ha recordado. “En un contexto en el que hay militares jubilados que hablan de fusilar a 26 millones de rojos, quiero poner en valor a los oficiales, capitanes y comandantes de la Unión Militar Democrática que pagaron con humillaciones y con arrestos su compromiso con la democracia”, ha defendido, un mensaje que también ha difundido en sus redes sociales.

Iglesias cree que, a partir de ese homenaje, “hay que hacer una reflexión desde la sensatez”. “Se nos dijo, y quizá con razón, que la posibilidad de que tuviéramos una democracia homologable a las de nuestro entorno europeo era que la figura designada por Franco fuera rey en una democracia constitucional. Se dijo que eso era lo único que aceptarían los militares para no dar un golpe de estado y algunos dicen que efectivamente el 23-F lo que demostró es que buena parte del Ejército no respetaba la democracia pero sí al rey y, por lo tanto, si los demócratas españoles querían democracia tenían que aceptar la monarquía”, ha recordado. 

Sin embargo, el vicepresidente entiende que 40 años después “es muy difícil” decir “que la monarquía sea la condición de posibilidad de una democracia”. De ahí que, “con toda la sensatez, con todo el respeto institucional, desde la calma y desde la mesura”, recuerde que “ese debate social existe en España”.

“Nosotros somos republicanos -ha enfatizado sin duda-, pensamos que se abre camino de manera cada vez más inequívoca, un horizonte republicano en España y al mismo tiempo somos enormemente institucionales y en cualquier acto institucional vamos a participar, pero eso sí, no nos vamos a callar lo que pensamos”, concluye.

“Alarma” social por la estancia de Juan Carlos I en Emiratos

Ante la ausencia en el acto de Juan Carlos I, cuyo papel en aquel intento de asonada fue troncal, ha reconocido Iglesias que “hay muchos ciudadanos a los que les llama la atención que en este país se pueda ir a la cárcel por escribir un tuit o una canción mientras el anterior jefe del estado está huido en Emiratos”.

Eso genera, lamenta, “una situación de alarma” y “ocultarlo o quitarle hierro es un error”, sostiene. “Los que estamos comprometidos con las instituciones y la democracia tenemos que señalar las cosas que se deben mejorar, en este país hay un debate sobre la libertad de expresión, no puede ser que alguien vaya a la cárcel por cantar, por escribir letras, o hacer tuits, ha ocurrido ya demasiadas veces en nuestro país, mientras que el anterior jefe del estado está en Abu Dhabi, cuando hay un verdadero escándalo social frente a presuntas actividades ilícitas”. “Esto no es así porque lo diga yo, es un clamor social”, concluye.

Photo gallery Las portadas del 23-F See Gallery

NUEVOS TIEMPOS