POLÍTICA
22/06/2021 18:52 CEST | Actualizado 23/06/2021 20:13 CEST

Los indultos, en diez claves

¿Quiénes son los beneficiados?, ¿cuándo saldrán en libertad?, ¿podrían volver a la cárcel? y otras cuestiones sobre una decisión histórica.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Pedro Sánchez, durante su declaración institucional

“Es lo mejor para Cataluña y para España”, sentenciaba Pedro Sánchez al justificar su decisión de indultar a los nueve presos por el juicio del procés.

Han pasado casi cuatro años desde que Oriol Junqueras, Raül Romeva, los Jordis y el resto de los encausados entraran en prisión. Ahora llega un perdón que les saca de la cárcel si no vuelven a cometer un delito grave entre los próximos 3 y 6 años. Un indulto “condicionado”, ha remarcado Sánchez.

La medida ha causado tanta polémica como dudas sobre la situación legal de los encausados y los posibles escenarios que se abrirán desde hoy:

¿Qué implican los indultos?

El indulto -parcial- conmuta la pena que les quedaba por cumplir, por tanto saldrán de prisión habiendo liquidado sus respectivas condenas, aunque bajo la condición de que no cometan un delito grave en una horquilla de entre tres a seis años, en cuyo caso la pena indultada se sumaría a una eventual nueva condena.

No se perdonan los delitos, solo la pena. Y aunque algunos fueron condenados por sedición y malversación -delito de corrupción- el Gobierno deja claro que el Supremo impuso una sola pena por concurso medial -unidad de hecho -y no dos diferentes por cada delito.

¿Quiénes son los indultados?

Los nueve condenados por sedición, que cumplen penas de prisión: el exvicepresidente Oriol Junqueras, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, los exconsellers del Govern Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Dolors Bassa; el expresidente de la ANC y diputado de JxCat Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Aunque la respuesta es individualizada, la motivación y argumentos de la utilidad pública que justifican el indulto son comunes a todos.

No han sido indultados los exconsellers Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santi Vila, porque el pasado día 8 cumplieron su condena de veinte meses de inhabilitación que les impuso el Tribunal Supremo y la ley señala que una vez cumplida la pena, no se puede indultar.

¿Cuándo serán puestos en libertad?

El miércoles a partir de las 12.00 horas y serán recibidos por miembros del Govern y diputados. El Rey firmará esta miércoles por la tarde los indultos y mañana el real decreto será publicado en el BOE, por lo que en ese momento el Supremo —al que corresponde ejecutar la gracia— podrá ya actuar y remitir un mandamiento de excarcelación a las prisiones correspondientes.

Cabe la posibilidad de que el Supremo actúe hoy siempre y cuando el Ejecutivo les comunique por cualquier canal la decisión, pero eso es algo que el Gobierno no contempla porque según Moncloa nunca se ha hecho antes. Se esperará, como se ha hecho siempre, al BOE.

¿Los indultados podrán volver a la política y/o a ostentar cargos públicos?

No. El indulto afecta a las penas de prisión pero no las de inhabilitación, que no se tocan, por tanto hasta que cumplan la condena por inhabilitación -que oscilan entre los nueve y los trece años- no podrán ocupar cargos ni trabajar para un organismo público. Sí podrán, en cambio, ocupar cargos internos en sus partidos, como ya hacen Junqueras y Sànchez en ERC y JxCat.

¿Hay una posible marcha atrás en los indultos?

No, el indulto es una decisión irrevocable y no es reversible, aunque el Gobierno ha incluido una cláusula de condicionalidad, que consiste en anular los indultos si vuelven a delinquir.

¿Cuál es la condición de la que habla el Gobierno?

Que no cometan un delito grave —penado con más de cinco años— en un margen de tiempo que oscila entre los tres y los seis años.

Eso se traduce en que en caso de sentencia firme por hechos delictivos cometidos en próximos años, se les sumaría la pena que se les ha indultado, ya que la medida de gracia quedaría anulada.

¿Por qué esa horquilla de años?

Porque el Ejecutivo entiende que los líderes independentistas tienen una participación política y social diversa en estos momentos. Para fijar esos años, se ha tenido en cuenta si siguen inmersos en la política, si la han abandonado o si, incluso, han manifestado su voluntad de no renunciar a la vía unilateral.

Por eso se fijan seis años a Junqueras, que sigue siendo el líder de ERC, tres para Bassa que ha manifestado que deja la política, y cinco para los Jordis, que son los peor parados en proporción a la pena que les impusieron.

¿Se pueden recurrir?

Sí, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo que debe revisar si el indulto cumple con todos los requisitos formales (que no falten informes) y si no es arbitrario, es decir, que está suficientemente motivado.

Hay dos meses para presentar un recurso en el que el recurrente debe acreditar un interés directo en el asunto, algo que en cuestiones de indultos implica más a personas afectadas por la gracia (familiares) que a instituciones (partidos), que podrían incurrir en una falta de legitimidad para recurrir.

¿Un recurso puede dejar en suspenso un indulto

Automáticamente no. Solo es posible si el recurrente -PP, Vox y Cs han anunciado que recurrirán- solicita una cautelar o cautelarísima, aunque fuentes de Moncloa dudan que cualquiera de estas dos medidas puedan prosperar, de la misma forma que están convencidos de que tampoco los indultos se pueden tumbar.

Primero porque se han argumentado de manera sólida y motivada, y segundo porque no creen que estos partidos estén legitimados.

¿Los indultos afectan a Puigdemont y otros fugados?

No. Los indultos solo afectan a los condenados por el Supremo y no se pueden aplicar al expresident Carles Puigdemont ni al resto de los políticos fugados porque no han sido enjuiciados.

Ellos están al margen de todo esta cuestión y desde Moncloa les piden que asuman sus responsabilidades, regresen a España y rindan cuentas con la Justicia.

EL HUFFPOST PARA MEETIC