Jordi Pujol, sobre su legado: "Hay cosas que no me dejan satisfecho"

El expresidente catalán no ha querido detallar a qué "cosas" se refiere.
Jordi Pujol, en una imagen del mes de febrero.
Jordi Pujol, en una imagen del mes de febrero.
Europa Press News via Getty Images

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha reconocido este sábado que, aunque ha hecho cosas “bien hechas, incluso muy bien hechas”, algunas no le dejan “satisfecho”.

Lo ha hecho en declaraciones a Catalunya Ràdio, en las que el que fuera presidente de Cataluña entre 1980 y 2003 ha hablado de su legado y ha afirmado lo siguiente: “He hecho cosas bien hechas, incluso muy bien hechas, pero hay cosas que no me dejan satisfecho”.

Eso sí, no ha querido entrar a detallar qué son esas “cosas” que no le satisfacen.

Jordi Pujol abandonó por completo la vida política en 2014 tras reconocer que había ocultado durante 34 años en Andorra parte de una herencia cuyo origen investiga la justicia.

Además, sus hijos se han visto envueltos en casos de presunta corrupción.

En otro momento de la entrevista, el expresidente de la Generalitat ha reiterado que él es “un patriota catalán” y, entre otras cosas, ha pensado que “era bueno tener hijos”. “Ha sido -ha añadido- un acto de optimismo mío y de mi mujer, es un acto de optimismo, de fe, en el propio país, en uno mismo, en Cataluña”, aunque se ha mostrado comprensivo con quien decide tener solo un hijo “porque es muy difícil”.

Pujol reconoce que ha vivido “en un mundo de ilusión en muchas cosas”, entre las que ha citado a su familia y a sus hijos y asegura que ni él ni su mujer quisieran perder esa ilusión, esa opción en la que se reafirman. El expresidente de la Generalitat, reacio a abordar la actualidad política, ha señalado, sin embargo, que Cataluña “vive un momento de crisis importante” pero cree que es “un país que tiene cosas a ofrecer, a decir y a defender”, de las que sentirse orgulloso.

Además, ha situado esta crisis no solo en Cataluña, sino en toda Europa, e incluso en todo el mundo, para remachar que “crisis no quiere decir mal, también son para ir mejor”.

Cree que los libros de historia hablarán bien de Isabel II, en cuanto a él afirma: “No lo decido yo” y, tras reiterar su fe católica, asegura que no le obsesiona la muerte que “llegará... me preocupa, no,.. es algo tan inevitable”.

La llegada a los juzgados de Jordi Pujol y Marta Ferrusola

Jordi Pujol y Marta Ferrusola llegan a los juzgados

Ir a la página principal