POLÍTICA
10/06/2020 17:17 CEST | Actualizado 10/06/2020 20:05 CEST

José Manuel Franco: "No me hago responsable del 8M y no había razones para prohibirlo"

Ha declarado ante la juez por la manifestación del 8M: "Actué conforme a la ley".

EFE
El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco (c dcha), llega a los Juzgados para declarar este miércoles

El Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha agradecido tras su declaración en el caso 8M a la prensa su trabajo y ha pedido disculpas por no pronunciarse antes, aunque ha dicho que ha sido para “respetar el trabajo de la Justicia”. Ha asegurado que “no se hace responsable del 8M” y que, en ese momento, no prohibió la concentración porque “no había noticias de los expertos ni razones para hacerlo”. 

“En lo que ha consistido mi declaración ha sido en dejar claro que mi actuación ha sido conforme a la ley y a las noticias de los expertos”, ha aclarado. Después de todo esto, dice, lamenta “que no podamos estar hablando hoy en positivo de la salida de la crisis, del Ingreso Mínimo o de los ERTE y que tengamos que estar con este tema”, ha lamentado. 

En este sentido, ha dicho que se ha limitado a “declarar” como Delegado del Gobierno en Madrid y como ciudadano. No se considera responsable del aumento de cifras. “No me considero responsable. En aquel momento no había ningún elemento que me llevase a prohibir el 8M y por supuesto no está acreditado que el incremento que hubo del día 9 tuviesen que ver con el día 8″, ha dicho. 

“Las manifestaciones no se autorizan, se prohíben”

“Las manifestaciones no se autorizan, se prohíben. Y no había ninguna recomendación que me llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental como el de la manifestación”, ha explicado Franco. Ha querido ser “cauto” y no ha opinado sobre si se trata de una “causa general” por la gestión del Gobierno. Eso sí, aunque ha señalado que respeta tanto a la Justicia como a la Guardia Civil ha explicado que no está de acuerdo con el informe: “Es una valoración muy subjetiva”, ha concluido. 

El caso 8M

Franco estaba llamado a declarar a las 15:30 ante la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, investigado por un presunto delito de prevaricación al permitir la manifestación del Día de la Mujer y otros eventos a pesar de los casos de coronavirus conocidos ya en esa fecha.

Acto seguido han comparecido como testigos el secretario general de la delegación, Fernando Talavera; el jefe del gabinete del Delegado del Gobierno, Luis María Sanz; y el director de la Unidad de Seguridad Ciudadana, José Luis Correas Díaz.

La magistrada rechazó ayer martes los recursos de la Abogacía y de la Fiscalía que pedían anular la investigación al afirmar que la tramitación de los procedimientos penales no ha sido suspendida durante el estado de alarma y no ha habido dilaciones.

“No puede prosperar la alegación de que todo es nulo porque la jurisdicción penal estaba paralizada”, sostiene en el auto en el que desestima la impugnación de tres providencias de 21 de abril, 21 de mayo y 25 de mayo de este año en las que, entre otros asuntos, rechaza la alegación de nulidad de las actuaciones, la paralización de las mismas y la indefensión del delegado del Gobierno en Madrid.

 

 

NUEVOS TIEMPOS