POLÍTICA
25/11/2019 10:34 CET | Actualizado 25/11/2019 13:15 CET

La Fiscalía exige la prisión permanente revisable para El Chicle por su "maldad brutal"

La defensa del único acusado por el asesinato de Diana Quer eleva la petición de pena a homicidio doloso.

EFE
Imagen de la señal de televisión de Enrique Abuín, El Chicle.

El Ministerio Público ha pedido la prisión permanente revisable para José Enrique Abuín Gey, El Chicle, único acusado del asesinato de Diana Quer, por la “maldad brutal”, el “terror innecesario” y el “ensañamiento psicológico” de un “depredador sexual” que además no siente arrepentimiento alguno.

La fiscal Cristina Margalet ha presentado sus conclusiones a los cinco hombres y cuatro mujeres del jurado en la última sesión del juicio que acoge la sección de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago de Compostela.

Margalet, en un alegato muy extenso, ha argumentado la condena que reclama, entre otras cuestiones, por la intencionalidad del acusado de cometer este delito con un “móvil claramente sexual”.

“Hacer con ella lo que quiera”

Durante su intervención, ha desechado que este suceso haya podido desencadenarse de forma accidental ya que se da, ha afirmado Margalet, la intención del acusado de “tener a su presa a su merced y hacer con ella lo que quiera” y por eso la abordó en una zona oscura.

Un modo de proceder, ha proseguido, que también empleó con una joven de Boiro el 25 de diciembre de 2017, un caso por el que fue condenado como autor de los delitos de detención ilegal consumada y agresión sexual en grado de tentativa.

Aquella noche, al igual que en la que murió Diana, también eran fiestas: en el suceso de Boiro las navidades y en el de Diana las patronales de A Pobra do Caramiñal (A Coruña).

Y a la mujer de Boiro también le quitó el móvil, como a Diana Quer, ha incidido el Ministerio Público, “con el objeto de dejarlas indefensas y la imposibilidad de pedir ayuda”.

“Llevarla viva a la nave”

Con Diana actuó de forma similar al caso de Boiro, “prácticamente clonados”, según la Fiscalía, que defiende que el acusado golpeó a Diana para aturdirla y meterla en el maletero para “llevarla viva a la nave (de Asados) y allí consumar la violación”.

En el episodio de Boiro, el Chicle logró meter a su víctima en el maletero de su coche, “arma de trabajo indispensable para cometer sus delitos”, pero no llegó a poner el vehículo en marcha porque dos jóvenes los sorprendieron.

Con Diana Quer sí lo consiguió. Sobre la atenuante de confesión y el hecho de que guiase a los investigadores al pozo, ha subrayado la fiscal que Abuín ofreció hasta tres versiones diferentes y eso desvirtúa, bajo su criterio, el hecho de contemplar tal circunstancia.

De la última versión, la de verse sorprendido robando gasóleo y temer volver a la cárcel, ha expuesto la fiscal: “Decide matar a una persona, hecho castigado con diez años de prisión, antes que verse delatado por un delito leve de hurto que ni siquiera deja antecedentes, que se pena con 90 euros y por el que no iba a entrar en prisión. Incoherencia”.

Y acerca de la asfixia, ha hecho hincapié en que no la materializó con sus manos, pues los forenses han probado que la brida de un solo uso fue el arma homicida y que es “mortal”.

Homicidio doloso

Por su parte, la defensa de El Chicle ha modificado su escrito de calificación y, aunque mantiene dos años y medio por un homicidio imprudente, contempla ahora como subsidiaria la petición de homicidio doloso con una condena de entre cinco y siete años.

De este nuevo escrito la letrada María Fernanda Álvarez, antes de dar lectura a las conclusiones finales en la última jornada del juicio por este crimen, ha explicado que pese a que se mantiene en la teoría de homicidio imprudente, ha decidido añadir que con carácter “subsidiario” los hechos podrían ser constitutivos de un “homicidio con dolo eventual”.

Todo ello, ha aclarado, en caso de que se considere que el acusado tuvo que ser “consciente” de la fuerza que estaba ejerciendo sobre la víctima en el momento en el que la asfixió y, por ende, de la consiguiente “posibilidad de causar la muerte”.

En este caso, solicita una pena de entre cinco y siete años con la “atenuante calificada de confesión”.

Que salga toda la verdad

Los padres de Diana Quer, la joven madrileña asesinada en agosto de 2016, han confiado en que este lunes se haga justicia para con su hija y que a José Enrique Abuín, el Chicle, se le imponga la pena de prisión permanente revisable.

La madre, Diana López-Pinel, que asiste a la jornada de conclusiones en el que es su segundo día en este juicio, pues únicamente estuvo el pasado día 12 cuando declaró en calidad de testigo, ha dicho que es “un día importante”.

Después, el padre, Juan Carlos Quer, ha manifestado que le resulta indiferente si el Chicle hace uso de su derecho a la última palabra, puesto que ha contado “tantas mentiras” que sería una más.

Sí ha subrayado el empresario que este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la mayor manifestación será en la vista oral por el crimen de su hija, en una sala en la que Diana estará “muy presente”.

Photo gallery Los protagonistas del caso Diana Quer See Gallery

ESPACIO ECO