POLÍTICA
04/08/2021 07:45 CEST

La fiscalía suiza imputa al presidente del banco donde se ingresaron los millones del emérito

La causa: no informar al organismo que persigue el blanqueo de capitales de la donación de Arabia Saudi a Juan Carlos I, de 65 millones de euros.

Europa Press Entertainment via Getty Images
Juan Carlos I, en agosto de 2019, saliendo de un hospital en Pozuelo de Alarcón.

El fiscal suizo Yves Bertossa no suelta el bocado. Se ha empeñado en aclarar los movimientos financieros del rey emérito en el país y en ello sigue. Tras la visita que hizo a España a principios de verano para coordinarse con la justicia española, ahora se sabe que ha ampliado la lista de investigados por la donación de 65 millones de euros hecha por Arabia Saudí a Juan Carlos I y llega hasta Yves Mirabaud, el poderoso presidente del banco Mirabaud & Cie. En esa entidad fue donde el 8 de agosto de 2008 fueron los 100 millones de dólares (65 millones de euros al cambio de la época) del regalo. El cerco se estrecha y lo cuenta hoy en exclusiva El País

El diario desvela que Mirabaud está siendo investigado por “incumplir supuestamente el deber de informar de esta operación sospechosa del rey emérito” al Money Laundering Reporting Office Switzerland (MROS), que es el organismo administrativo suizo que debe combatir el blanqueo de capitales en los bancos del país. “Sus funcionarios analizan las operaciones dudosas que les comunican los bancos, elaboran sus informes y los trasladan a la policía”, explica la información.

El banquero, que además fue presidente de la Asociación de Bancos Suizos, ha sido citado después de una nueva ronda de toma de declaraciones los principales actores del caso. Se debe aclarar ahora si hubo falta de diligencia “en la recepción y el manejo de los 65 millones que transfirió el Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí a la sociedad panameña Lucum en esta banca privada en Ginebra que administra patrimonios millonarios”.

Tras la pantalla de esta sociedad figuraba como primer beneficiario Juan Carlos I, y Felipe VI como segundo. La Casa Real señaló que el actual jefe del Estado desconocía su presencia en los estatutos de Lucum. No hay ya vinculación alguna entre el actual monarca y esta entidad. 

Desde el inicio de esta investigación, Mirabaud & Cie es investigado como entidad por un presunto delito agravado de blanqueo, situación en la que están, además, hombres cercanos al padre del rey actual: Arturo Fasana, gestor externo de la cuenta del emérito; Dante Canónica, abogado y director de la fundación panameña Lucum; y Corinna Larsen, la que fuera amiga del monarca a la que en 2012 Juan Carlos I transfirió 64,8 millones a una cuenta en el banco Gonet & Cie en Nassau (Bahamas). 

El banquero ahora investigado había comparecido previamente como testigo del caso. Bertossa entiende ahora que queda acreditado que “nadie del banco exigió ni recomendó que se declarara a la Hacienda española los 65 millones”, dice El País. El presidente del Mirabaud & Cie sí declaró que intervino personalmente en el cierre de la cuenta de Lucum, en 2012. “Mirabaud había aumentado su presencia en España. En aquella época, las actuaciones del rey de España empezaron a aparecer en los titulares de numerosos periódicos. Me refiero sobre todo a un viaje a África, según la prensa, para cazar elefantes. Consideramos que no era oportuno mantener esa cuenta. Informamos al señor Fasana y al letrado Canónica. Tomaron nota, no fui yo quien informó de esa decisión a los susodichos. fue el señor Boisser o Antonio Palma (exasociado del banco)”, dice la noticia. 

La banca privada Mirabaud & Cie fue fundada en 1819 y cuenta con oficinas y filiales en Suiza, Canadá, Francia, Reino Unido, además de sucursales en Madrid, Barcelona y Sevilla.

Photo gallery El rey Juan Carlos muerto de risa See Gallery

NUEVOS TIEMPOS