INTERNACIONAL
24/11/2021 18:22 CET | Actualizado 24/11/2021 18:36 CET

La primera ministra sueca dimite horas después de asumir el cargo

Magdalena Andersson se había convertido en la primera mujer en ocupar el cargo en el país nórdico.

JONATHAN NACKSTRAND via Getty Images
Intervención de Magdalena Andersson

Apenas ocho horas ha durado la histórica presidencia de Magdalena Andersson en Suecia. La socialdemócrata, nombrada primera ministra este miércoles por la mañana, ha dimitido después de que la votación de los presupuestos se haya decantado del lado de la oposición conservadora al perder el apoyo de uno de sus socios.

La aritmética parlamentaria sueca permite que la candidatura propuesta salga elegida siempre y cuando no haya más votos en contra que a favor. Y eso ha ocurrido en un primer momento, cuando Andersson ha recibido 174 apoyo (de su Partido Socialdemócrata y de los Verdes), por 174 rechazos. En ese momento se convertía en la primera mujer en ocupar el cargo, pero la alegría ha sido efímera.

Tras la votación de las cuentas, la política de 54 años y hasta ahora titular de Finanzas se ha encontrado de golpe con la salida de la coalición gubernamental del Partido Verde. Junto a esto, el ‘no’ del Partido de Centro al proyecto presupuestario de la coalición al mando del país ha dejado sin los votos necesarios para sacar adelante las cuentas públicas. Sí lo ha hecho, por contra, adelante el proyecto presentado por la oposición conservadora, que Andersson estaría obligada a llevar a cabo.

“Un momento tormentoso”

En un comunicado, el Parlamento de Suecia ha detallado que la portavoz ha aceptado la solicitud de dimisión de Andersson y ha matizado que la Presidencia del Parlamento “se pondrá ahora en contacto con los líderes del partido para discutir la situación”.

El vice primer ministro de Suecia, del Partido Verde, Per Bolund, ha señalado que “entiende completamente” que puede parecer “complicado” que la formación haya apoyado durante la mañana a Andersson y por la tarde “haya cambiado de opinión”, pero ha incidido en que la decisión “depende del voto de los presupuestos”.

“Este es un momento tormentoso”, ha lamentado Bolund, según recoge el diario Aftonbladet. “Estamos sorprendidos e indignados por los actos del Partido del Centro”, ha continuado, antes de señalar que “los juegos políticos” de los últimos tiempos se han visto “culminados” durante la jornada. “Para nosotros, la política no es solo un juego”, ha remachado.

GIBOBS PARA EL HUFFPOST