POLÍTICA
25/04/2019 14:32 CEST | Actualizado 25/04/2019 14:33 CEST

La respuesta de Abascal cuando le preguntan si sería vicepresidente con Casado que demuestra que está eufórico

El líder ultra no se corta en el programa del periodista Federico Jiménez Losantos.

REUTERS

El líder de Vox, Santiago Abascal, se ha marcado una respuesta —en una entrevista con el periodista Federico Jiménez Losantos, en esRadio— que demuestra el estado de euforia en el que se encuentra la formación ultraderechista, a menos de cuatro días de las elecciones generales.   

De este modo, preguntado sobre si estaría dispuesto a ser vicepresidente de un Gobierno liderado por el candidato del PP, Pablo Casado, ha respondido que mejor habría que preguntar al líder ‘popular’ si sería vicepresidente de un Ejecutivo de Vox. “Vox sale con toda la ambición”, ha insistido. 

Abascal ha insistido en que, aunque no cae en la euforia, su partido “desbordará” las previsiones en las elecciones generales de este domingo y liderará una victoria “sorprendente y apabullante a favor de España” en las urnas. 

“Nos presentamos con toda la ambición” y no simplemente con el objetivo de ser “muleta” de PP o Ciudadanos, ha defendido Abascal, quien no tiene duda de que los ciudadanos deben votar a su partido para que no haya “ninguna duda” de que el futuro arco parlamentario sume una “alternativa” capaz de desalojar del Palacio de la Moncloa al “frente popular” apoyado por “separatistas, comunistas y amigos de terroristas”.

A su juicio, el ejemplo es Andalucía, donde Vox ya logró superar todas las expectativas y gracias a eso pudo apoyar el desalojo del PSOE del Palacio de San Telmo. Sin embargo, PP y Ciudadanos “no están cumpliendo lo pactado” en asuntos como la violencia de género, la memoria histórica o la inmigración.

Abascal ha lamentado que Casado lidere un partido que “ha asumido” legislaciones “ideológicas de la izquierda” y que además “no controla” a sus miembros, señalando por ejemplo al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. En cualquier caso, ha dejado claro que ve a Casado como un “adversario” y no como el “enemigo”, espacio en el que sí sitúa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Patriotismo de los jóvenes

En este punto, Abascal ha asegurado que está percibiendo el apoyo de muchos jóvenes durante la campaña electoral, algunos que incluso no han cumplido aún los 18 años. Según ha señalado, esto se debe a que los jóvenes necesitan “raíces y futuro” que siembren su autoestima; y han encontrado en Vox una oferta “patriota y desacomplejada” que reciben “con naturalidad”.

Todo ello sin que la formación disponga de un “cuerpo doctrinal” formado que, además, Abascal cree que quizá no sea necesario, ya que más que un partido político Vox se trata de un “movimiento patriótico” basado en “el sentido común” y “la unidad de la nación española”.

Photo gallery Santiago Abascal (Vox) alzando el brazo See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'