POLÍTICA
18/06/2021 11:25 CEST | Actualizado 18/06/2021 14:39 CEST

En su cabeza sonaba bien: las tres cosas que busca Vox con su apoyo a Ayuso

El PP necesita los votos de la ultraderecha para hacer a Ayuso presidenta.

EFE
La portavoz de la extrema derecha de Vox, Rocío Monasterio, este viernes en la Asamblea de Madrid.

Vox lo ha vuelto a hacer. El partido de la extrema derecha ha agitado la segunda jornada de la sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso. La portavoz ultra, Rocío Monasterio, ha condicionado su apoyo a la candidata del PP durante los dos años de legislatura a que derogue las leyes autonómicas de género, la ley LGTBI y trans y a que promueva el cierre de Telemadrid. Las tres cosas que busca.

Monasterio ha puesto encima de la mesa esas banderas a las que no está dispuesta a renunciar. El PP necesita los votos de Vox para hacer a Ayuso presidenta. Y la extrema derecha está dispuesta a presionar para lograr sus objetivos políticos.

“En Madrid están vigentes unas leyes de género propias de la izquierda más radical. Nosotros le vamos a pedir derogar las leyes de género. Derogue esas leyes que defienden la autodeterminación de género, vulneran la presunción de inocencia e invierten la carga de la prueba”, ha exigido la portavoz de la extrema derecha.

Monasterio, además, ha señalado al diputado de Podemos de origen senegalés Serigne Mbayé, portavoz del sindicato de manteros, a quien se ha dirigido en términos racistas al decir que entró en España de manera ilegal: “El problema no es que sea blanco o negro, alto o bajo, sino que es una persona que entró en nuestro país de forma ilegal”.

Dijimos que impidiríamos que entrara la izquierda y que no seríamos un obstáculo para investir a Ayuso y vamos a cumplir

El discurso que Vox, socio preferente de Ayuso durante los dos años que quedan de legislatura, ha estado plagado de alusiones racistas, xenófobas y homófobas. Monasterio ha dicho, por ejemplo, que los menores extranjeros deben irse con sus padres.

“Dijimos en campaña que impediríamos que entrara la izquierda, dijimos también que no seríamos un obstáculo para investir con nuestros votos a la señora Díaz Ayuso y vamos a cumplir. El sentido de nuestro voto será a favor de la señora Díaz Ayuso, no será una abstención. Votaremos a favor de su investidura para que comiencen a trabajar cuanto antes porque se ha perdido un tiempo valiosísimo”, ha advertido Monasterio, quien ha zanjado: “Hoy la haremos presidenta a cambio de nada. Luego ya negociaremos ley a ley”.

Monasterio también ha pedido el apagón de la televisión pública madrileña: “Hay que cerrar Telemadrid. Porque ni es un servicio público, ni es necesario para los madrileños”. Además, ha anunciado que pedirá una auditoría de las subvenciones, como ya hizo la legislatura pasada.

Photo gallery Rocío Monasterio haciendo cosas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS