Las cuatro técnicas que más usan las mujeres para mejorar el sexo con penetración

"A las mujeres a menudo nos enseñan a ser instrumentos para el sexo. Ahora nosotras controlamos nuestros cuerpos".

Disfrutar del sexo muchas veces depende de una buena comunicación con la pareja, y cada vez se habla más y con menos pudor de las técnicas que utiliza la gente para mejorar su vida sexual. En este caso, se trata de las cuatro técnicas que más utilizan las mujeres en el sexo con penetración vaginal para aumentar su placer.

Estas técnicas, publicadas en la revista científica PLOS ONE, provienen de una encuesta realizada a más de 3000 mujeres de entre 18 y 93 años en Estados Unidos.

A las participantes se les pidió que señalaran la técnicas que más usaban para aumentar su placer durante el sexo (penetrativo y vaginal, siendo la gran mayoría de las encuestadas heterosexuales). Cuando los investigadores analizaron las respuestas de las mujeres, cuatro técnicas destacaron por encima de las demás.

Modificar el ángulo

Casi el 90% de las encuestadas dijeron que aumentan su placer controlando el ángulo de penetración rotando o inclinando la pelvis hacia delante o hacia atrás para ajustar la zona en la que el pene frota en la vagina.

Caricias superficiales

Alrededor del 84% de las mujeres dijeron que la penetración les resulta más placentera con caricias superficiales o con cualquier contacto suave justo en la entrada de la vagina.

Vaivén

El 76% de las encuestadas dijeron que sienten más placer durante la penetración vaginal a través de la técnica del vaivén. En esta técnica, la base del pene o del juguete, completamente metido, choca contra el clítoris mediante un movimiento de vaivén, en vez de sacar y meter todo el rato.

Estimulación doble

Por último, casi el 70% de las mujeres se refirieron a la estimulación doble: cuando una mujer o su pareja estimulan el clítoris (con los dedos o con un juguete) durante la penetración.

Aunque esta encuesta no descubre nada nuevo, los investigadores consideran que el simple hecho de hablar de ello y proponer un lenguaje específico les facilitará las cosas a las mujeres a la hora transmitir lo que les gusta, además de empoderarlas para defender su propio placer.

“La salud sexual cada vez se aborda más desde una perspectiva holística que demuestra los beneficios del placer sexual en el bienestar físico, social y emocional a lo largo de la vida”, argumenta el estudio. “Por ejemplo, las investigaciones demuestran que el placer sexual aumenta el grado de felicidad general de las mujeres y reduce los niveles de estrés y ansiedad”.

Julia Robinson, editora de PLOS ONE, sostiene que es fundamental que las revistas científicas publiquen esa clase de investigaciones. “Contribuye a construir una base de conocimientos académicos y, al mismo tiempo, explora un tema poco estudiado que guarda una relación directa con la salud y el bienestar de la mujer”.

Otros expertos están de acuerdo y aspiran a que pronto las mujeres puedan encontrar información útil para ellas en publicaciones académicas.

“Lo que es tan interesante y necesario de este estudio es que permite que las mujeres, al leerlo, se sientan legitimadas para buscar su placer y hablar de él”, señala Kate Balestrieri, psicóloga y terapeuta sexual.

“A las mujeres a menudo nos enseñan a ser instrumentos para el sexo. Al cambiar el lenguaje y hablar sobre ángulos de penetración o movimientos en la cama, nos hacemos un regalo a nosotras mismas. Ahora nosotras controlamos nuestros cuerpos. El sexo ya no es una experiencia pasiva”, añade Balestrieri. “No tiene nada de malo que alguien sea pasivo en el sexo si es lo que le gusta, pero muchas mujeres lo que querrían es tomar más las riendas de su placer”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Rituales para el sexo tántrico