POLÍTICA
26/05/2021 12:24 CEST | Actualizado 26/05/2021 14:16 CEST

Las reacciones a la negativa del Supremo a conceder los indultos del procés: "El informe es demoledor"

El TS no aprecia razones de justicia, equidad y utilidad pública que justificarían la concesión de la medida de gracia.

EFE
Líderes del procés.

El Tribunal Supremo se opone a la concesión de cualquier forma de indulto -total o parcial- a los 12 condenados del procés por delitos de sedición, malversación de caudales públicos y de desobediencia al no apreciar razones de justicia, equidad y utilidad pública que justificarían la concesión de la medida de gracia.

Los magistrados consideran que no se ha vulnerado el principio de proporcionalidad de las penas a las que fueron condenados, que no hay prueba o indicio de arrepentimiento por parte de ellos.

Añade que los argumentos en los que se basan las diversas peticiones de indultos realizadas por terceros desenfocan el sentido del indulto porque dibujan una responsabilidad penal colectiva y, además, pretenden que el gobierno corrija la sentencia dictada por el Tribunal Supremo.

Preguntado por el asunto, el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha asegurado, aunque sin citar el caso concreto, que “un indulto cuando no hay concordia es díficil de aceptar”.

El líder de la oposición, Pablo Casado, ha considerado “demoledor” el informe y ha defendido que su partido “irá hasta el final para defender la Justicia”.

Asimismo, el secretario de Justicia e Interior de su partido, Enrique López, ha advertido al Gobierno de que conceder los indultos a los líderes del ‘procés’ “supone pedir perdón a los condenados y condenar a los jueces”.

“Si se conceden los indultos estaríamos en un Estado de derecho con un Gobierno contra el derecho”, ha sostenido el dirigente ‘popular’ en declaraciones a la Sexta.

En este contexto, López ha destacado que contravenir al Estado de derecho es “humillar al pueblo español” y ha cargado contra el Gobierno por “contextualizar y justificar semejante aberración jurídica”. Además, ha añadido que “no hay razón para perdonar a quien no quiere ser perdonado”.

En la misma línea, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha añadido que “cualquier persona digna de ser presidente de España debe acatar el informe después del desafío y ataque que supuso el golpe de estado”. “Exijo a Sánchez que no pase por encima de la justicia”, ha solicitado.

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, también se ha pronunciado al respecto expresando que el Gobierno se atendrá estrictamente a los criterios que expresaba Sánchez este martes en Bruselas: “Nuestra función es intentar que haya la mayor concordia y entendimiento posible, y eso guiará las decisiones del Gobierno. En nuestra mentalidad no cabe la revancha ni el odio”, ha sostenido.

De igual modo, el ministro de Transportes y también secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha querido dejar claro que la decisión final sobre este asunto le corresponde tomarla al Consejo de Ministros en función del análisis que haga el Ministerio de Justicia, y que se trata además de un procedimiento legal y ajustado a derecho.

“Con razón de utilidad pública y de interés general es como se tiene que plantear la medida, si finalmente se adopta, que lo será en función de los informes del Ministerio de Justicia y la decisión que tome el Consejo de Ministros, que lo hará en base a un proceso reglado, no solo en ese contexto meramente legal, sino con la voluntad de convivir pacíficamente”, ha explicado.

También la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles, poco antes de emitir el Supremo su informe, que el indulto es un derecho que tienen todos los españoles.

Todo ello, después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzara este martes que el Ejecutivo se guiará por la “concordia”, el “entendimiento” y el “diálogo” a la hora de decidir sobre los indultos, y no por la “venganza” y la “revancha”. “Hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia”, ha reafirmado este miércoles, abriendo a puerta a esa posibilidad de conceder los indultos.

 

Podemos y ERC, a favor de una ley de amnistía

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès ha asegurado que “no se va a oponer a ninguna medida que alivie el dolor de los presos” y ha reiterado que su objetvo es una ley de Amnistía y por ello, “hablará directamente con Sánchez”.

Del mismo modo, Unidas Podemos se ha plantado ante el PSOE en el Pleno del Congreso para pedir que apoye los indultos a los líderes del procès independentista, derogue el delito de sedición y permita debatir una ley de amnistía y un referéndum en la Mesa del Diálogo con el nuevo Govern de Cataluña.

El presidente del grupo de Unidas Podemos-En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, se ha posicionado en favor de la petición de la CUP de que se pueda tramitar una proposición de Ley de amnistía, aunque este punto se ha eliminado finalmente de la moción presentada por los indepedentistas.

“Hay que desjudicializar el conflicto y la Mesa del Diálogo hay que hacerla ya”, ha dicho Asens durante su intervención en el debate de esta iniciativa de la CUP que será transaccionada con una enmienda de Podemos en la que se pide al Gobierno una propuesta de trabajo y un calendario para abordar el conflicto político en Cataluña sin excluir la convocatoria de un referéndum de autodeterminación y la amnistía.

Photo gallery Los condenados en el "procés", uno a uno See Gallery