POLÍTICA
30/10/2019 22:42 CET | Actualizado 31/10/2019 10:16 CET

Los cachorros de los partidos: 'mini-yos' de Sánchez, Casado, Rivera, Iglesias, Abascal y Errejón

Representantes de las juventudes de los distintos partidos se han reunido para hablar de los problemas que atañen a los más jóvenes, "desprotegidos ante las crisis económicas".

GERARD JULIEN via Getty Images
Pedro Sánchez se hace un selfie con dos jóvenes. 

La mayoría de los jóvenes entre 15 y 29 años creen en la política como medio para cambiar las cosas pero no en las personas que ahora dirigen los partidos. Durante los últimos años, han sido el colectivo más dinamitado por los efectos de la crisis económica y muchos de ellos aún están en ese limbo entre la precariedad y el mundo laboral, que no les permite vivir una vida plena, emancipada, autosuficiente y libre.

Miles de ellos también depositarán su voto el próximo 10 de noviembre para elegir al próximo Gobierno y tienen inquietudes y preocupaciones que, a veces no ven reflejados en los programas electorales.

Para abordar este problema, a once días de las elecciones los representantes de las juventudes de los partidos políticos se han reunido en una conferencia organizada por el Colegio Profesional de Sociólogos y Politólogos en el círculo de Bellas Artes a la que han acudido algo más de un centenar de oyentes, todos ellos de la misma edad. La idea era abordar temas como el de la temporalidad, los bajos salarios, la desigualdad de género en algunos ámbitos, la educación o la fuga de cerebros. Aunque la charla ha derivado más en una representación de cómo las juventudes de los partidos son una calcomanía de las formaciones. Y los cachorros, unos mini-yo de sus líderes. 

El PSOE que “no quería repetir elecciones”

Omar Anguita tiene 29 años y es el Secretario General de las Juventudes Socialistas pero, si alguien ponía la oreja y dejaba de mirarle, bien podría decir que se trata del presidente del Gobierno cuando ha señalado que el PSOE “no quería repetir elecciones”. En su intervención ha explicado que es fundamental hablar de precariedad y emancipación, “de los bajos salarios y la pobreza juvenil”, enumerando medidas que quería llevar a cabo su partido como la renta básica de emancipación o el ya aprobado Plan de Retorno de los expatriados

CARLOTA E. RAMIREZ
De izquierda a derecha: Vox, Ciudadanos, PSOE, el moderador, PP, Unidas Podemos y Más País.

En la misma mesa, Diego Gago, presidente de Nuevas Generaciones y Diputado del PP en Galicia, ha querido reprochar a Anguita que las bases por las que se llevó a cabo la moción de censura “han sido desmentidas” y que “año y medio más tarde hay un gobierno inestable cuyo relato no cuaja”. Gago ha señalado que los jóvenes populares también saben cuáles son las deudas para con la juventud, “aunque algunos no hayamos estado en el lodo”. 

Como un mini Casado, ha vuelto a criticar al PSOe por “ponerse de acuerdo con ciertos partidos para echar al PP”, algunos de ellos “fuera de la línea constitucional”.

Críticas al bipartidismo

El diputado de Ciudadanos Manuel Hernández, de 26 años, también reproducía declaraciones de Rivera. Ha señalado que su partido está ahí para llegar a un acuerdo y sacar a España adelante. Hernández ha explicado que es necesario que hablar con asociaciones y colectivos civiles porque si no, “el político no se entera de lo que pasa”. “Estamos todos de acuerdo en el diagnóstico, pero no en las soluciones”, ha dicho mirando a sus compañeros, “y si no se llega a un acuerdo, esto no se va a solucionar”. 

Su partido, según él, aunque al final “no pacte con el PP y esté en la oposición”, seguirá haciendo “grandes pactos” para que “avance el país”. También ha criticado los reproches entre PP y PSOE: “Un poco de altura de miras, por favor”. 

A esta crítica al bipartidismo se ha unido la diputada de Unidas Podemos Lucía Muñoz, que también ha sido la primera en mencionar que “se viene otra crisis económica” . Opina que esto es importante para estas generaciones porque  “los jóvenes son el sector más desprotegido, ya que no tenemos posesiones y lo único de lo que dependemos es de nuestro trabajo”. “PP y PSOE se han dedicado a vaciar los derechos sociales de la Constitución”, ha dicho. La critica a estos partidos no ha sido en lo único en lo que ha coincidido con su compañero de Ciudadanos: “Estoy de acuerdo en que hay que hablar con la sociedad civil, no hay otra forma de hacer política”. 

Vox, el rey de la comedia 

Seguramente el que se haya sentido más solo haya sido el vicepresidente de Vox Jóvenes, Luis Felipe Ulecia, que ha ido más allá que sus compañeros. Mucho más allá. Para su formación, según ha dejado ver en sus intervenciones, el problema no es la precariedad ni la temporalidad, sino la “perversa ideología de género” que enseñan a los adolescentes en los colegios o la “politización de la universidad pública”. “Los jóvenes aspiramos a cosas grandes”, ha señalado, ”¿y qué hay más grande que la patria?”, se ha preguntado frente a los murmullos y las risas contenidas de los presentes y dejando unos minutos para criticar el sistema de autonomías. 

La ponente más joven era la de la formación más joven: Clara de Mesa, que hace de enlace de Comunicación del Sectorial Joven de Más País. A sus 21 años y sin haber salido de la universidad, destaca que cree que “a veces se hace una visión errónea de lo que quieren los jóvenes”. “Tenemos una capacidad de análisis que nos diferencia, somos los que más nos movilizamos en las manifestaciones feministas, ecologistas, los más preocupados por el medio ambiente... Sí que estamos politizados y nos preocupa la política”, ha dicho. “Pero nuestross intereses se disocian cada vez más de los partidos, no estamos representados en el Congreso”, ha sentenciado. 

Lo cierto es que todos los presentes en la sala que seguían de cerca el debate eran estudiantes o no pasaban de los 30 y pocos — y eso que el acto era “para todos los públicos” — y no se les veía muy apolíticos. Tampoco en el turno de preguntas, cuando han sido más de 25 los que han querido intervenir y mostrar sus preocupaciones y problemas.

Uno de esos problemas es la falta de representación de este colectivo generacional. ¿Qué sentido tiene llenar una sala de jóvenes hablando a jóvenes cuando los que toman las decisiones y el resto de generaciones no están escuchando? 

El próximo lunes, los dirigentes de los cinco partidos con representación parlamentaria debatirán a las 22:00 en televisión. ¿Se hablará de la juventud? De momento, sus cachorros les llevan ventaja en educación y saber estar. Y, al menos, han sido capaces de hablar entre ellos sin que sea delante de las cámaras.