NOTICIAS
07/05/2021 10:43 CEST | Actualizado 07/05/2021 13:02 CEST

Madrid elimina el toque de queda y amplía una hora el cierre de la hostelería tras el fin del estado de alarma

El uso de mascarilla seguirá siendo obligatorio y se recomienda que las reuniones se limiten a un número máximo de seis personas salvo que se trate de convivientes.

Madrid suprime el toque de queda al entender que “no existe cobertura suficiente para la adopción de medidas limitativas de derechos fundamentales”, amplía el horario de la hostelería hasta las 12 de la noche y recomienda que las reuniones entre no convivientes no superen las seis personas, a partir de la caída del estado de alarma este 9 de mayo.

Además, el uso de mascarilla seguirá siendo obligatorio. En bares y restaurantes el número máximo de comensales será de seis en las terrazas y cuatro en el interior, con aforo del 50% en interior y 75% exterior.

Del mismo modo, las agrupaciones de personas en domicilios dejarán de estar prohibidas, aunque la comunidad mantiene la recomendación de evitarlas entre quienes no convivan. 

Así lo ha anunciado el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, este viernes en rueda de prensa, tras afirmar que la tendencia del virus en lar región continúa a la baja.

“Llevamos un año pidiendo la elaboración de una Ley de Pandemia que evite recurrir a la excepcionalidad de la alarma para la gestión de la crisis. Por desgracia, el Gobierno central no ha considerado oportuno la exploración de ese ámbito. El negacionismo legislativo del Gobierno nos deja en el alambre jurídico”, ha apuntado.

Ante lo que consideran una “indefinición legislativa”, “la Comunidad de Madrid solicitará a los tribunales el aval de todas las medidas que supongan la restricción de los derechos fundamentales. “Quiero hacer un llamamiento a la tranquilidad de los madrileños”, ha añadido.

Donde sí continuarán las restricciones de movilidad será en aquellas zonas básicas de salud con alta incidencia, debido a que la situación epidemiológica sí permite adoptarlas en esos casos.

 

Asimismo, se pondrá en marcha un plan antibotellón en la región para atajar el posible incremento de concentraciones de personas consumiendo alcohol en las calles.

López ha detallado que se llevará a cabo en coordinación con las policías locales y con la ayuda de la Delegación de Gobierno en Madrid con la Policía Nacional.

Este 9 de mayo a las 00:00 horas finaliza el estado de alarma en todo el territorio nacional, lo que ha suscitado controversia entre el Ejecutivo central y las Comunidades Autónomas que se han posicionado a favor de su extensión al entender que no existen alternativas jurídicas suficientes para continuar con las restricciones de algunos derechos fundamentales.

Con el objetivo de ofrecer respaldo jurídico, el Gobierno daba luz verde a un decreto ley este martes para que sea el Tribunal Supremo quien tenga la última palabra en relación a las medidas sanitarias que adopten las CCAA a partir de entonces. Sin embargo, dos días más tarde el Gabinete Técnico de este órgano judicial emitía un primer informe sobre la normativa aprobada en el que plantea una serie de problemas procesales y apunta a una “posible insuficiencia” de este tipo de norma para regular cuestiones que afectan a derechos fundamentales.

Tendencia descendente en todo el territorio

El Ministerio de Sanidad notificó este jueves 7.960 nuevos contagios y 160 fallecidos al recuento oficial, lo que supone una bajada en la incidencia acumulada de tres puntos, hasta los 202,20 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

A pesar de la tendencia descendente, el director del Centro de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, recordó en su rueda de prensa diaria sobre la evolución del virus que “el fin del estado de alarma no debe implicar el fin de las medidas de control”. “Las medidas individuales se tienen que seguir aplicando y las comunidades van a seguir aplicando muchas medidas que les permiten controlar la transmisión”, señaló. “Las UCI todavía tienen una ocupación alta, más de uno de cada cinco pacientes están por coronavirus. Son cifras elevadas”.

En Madrid, varios municipios del este y del norte presentan una tasa de contagios disparada. En concreto, destaca la zona noreste con varios municipios con una tasa superior a los 700 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Hablamos de Cobeña, Fuente el Saz, Valdeolmos-Alapardo o Ribatejada. En la zona, Algete o Valdetorres de Jarama también presentan una tasa de incidencia muy elevada.

En el norte, varios pueblos pequeños también presentan una nivel de contagios muy elevado, como La Cabrera, Bustarviejo o Navalafuente. 

Photo gallery Madrid de noche y vacío See Gallery