Miley Cyrus deja la dieta vegana porque su cerebro "no funcionaba bien"

La cantante ha introducido el pescado en su alimentación.
Dave Benett/Getty Images

Miley Cyrus es una abanderada de los derechos de los animales y, por eso, era vegana. Hasta ahora. La cantante ha revelado en el podcast The Joe Reagan Experience que ha abandonado la dieta vegana porque su cerebro “no funcionaba bien”.

“He sido vegana durante muchísimo tiempo (2013-2020), pero he tenido que introducir pescado y Omega3 en mi vida porque mi cerebro no funcionaba correctamente”, explicó la Cyrus.

La cantante habría tomado la decisión hace al menos un años ya que fue su exmarido Liam Hemsworth, del que se separó en agosto de 2019, el encargado de cocinarle su primer plato de pescado. Cyrus confesó que lloró durante un buen rato por el disgusto. “Me siento realmente mal por comer pescado”, dice la artista, que ahora se considera pescetariana. “Ahora me siento mucho más despierta que antes, creo que incluso llegué a estar desnutrida”, cuenta Cyrus sobre los cambios en su alimentación.

La cantante tiene claro que algunos veganos “van a ir por ella”, pero Cyrus se ha defendido explicando que tiene 22 animales a los que cuida entre su granja de Nashville y su casa de Calabasas (California). “Hago todo lo que sea necesario por ellos, pero cuando se trata de mi cerebro...”, confesó.

Las declaraciones de la artista han causado bastante polémica y hay quien defiende que el Omega3 se puede obtener a través de alimentos vegetales, sin recurrir a productos de origen animal. Lucía Martinez, nutricionista y dietista, explica en el portal Alimenta que existe controversia y varias dudas sobre los ácidos grasos Omega3 en las dietas vegetarianas y veganas.

A pesar de que existen seis ácidos diferentes, hay que fijarse en tres: ALA, DHA y EPA. Aunque la ingesta de Omega3 es menor en personas que no consumen pescado, “no existe evidencia de que las tasas más bajas de DHA en vegetarianos y veganos se relacionen con efectos adversos a nivel cognitivo ni de salud”.

La experta explica que en España no se suele recomendar la suplementación a personas sanas y que los suplementos a base de pescado no han demostrado del todo su eficacia. Martínez recoge las recomendaciones de la FESNAD (Federación de Nutrición), que apunta que se pueden obtener ácidos Omega3 a través de alimentos vegetales como las nueces (10-15 gramos), las semillas de lino machacadas (5-8 gramos) o el aceite de lino (2,5-5 gramos).

La evolución de Miley Cyrus