POLÍTICA
29/03/2021 12:57 CEST | Actualizado 29/03/2021 17:03 CEST

Correa involucra a media docena de cargos del PP en Majadahonda y Boadilla del Monte

"Yo actuaba como intermediario entre los empresarios y la alcaldía", explica en una nueva confesión el jefe de Gürtel.

AFP via Getty Images
Francisco Correa, en el centro, durante el juicio de la trama Gürtel, en 2018.

El exjefe de la trama corrupta Gürtel, que salpica al PP, ha involucrado en una nueva confesión a media docena de excargos populares en los ayuntamientos de Majadahonda y Boadilla del Monte, según avanza el diario El País. Correa ha reconocido que los hechos que aparecen en el escrito de acusación de la Fiscalía, que le pide 76 años de cárcel, “son ciertos”.

El ministerio público señala que el PP es partícipe a título lucrativo de los delitos que cometió la trama corrupta y que sirvieron para financiar actos electorales del partido política por un total 204.198 euros.

La confesión que Correa ha remitido al juez, escrita de su puño y letra, dice lo siguiente: “Yo actuaba como intermediario entre los empresarios de empresas de construcción o de servicios y la alcaldía así como con la Empresa Municipal de la Vivienda. Yo negociaba el margen de porcentaje de cada adjudicación y cuando se materializaba la contratación, el empresario me entregaba el dinero en efectivo y yo siempre le entrega a Arturo González Panero [alcalde] o a Tomás Martín Morales [presidente de la Empresa Municipal de la Vivienda] dependiendo de cual fuera el órgano que licitaba el concurso: la alcaldía o la Empresa de la Vivienda. Como dato significativo: el alcalde percibía dádiva en cualquiera de los casos, es decir siempre”.

Yo actuaba como intermediario entre los empresarios de empresas de construcción o de servicios y la alcaldía así como con la Empresa Municipal de la ViviendaFrancisco Correa en el escrito de confesión.

Correa ha detallado la red que le permitió entrar en el Ayuntamiento de Boadilla. En ella estaban el eurodiputado del PP Ricardo Galeote y el exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, quien también fue condenado por los negocios que hizo con Gürtel entre 1999 y 2005.

Esta nueva confesión llega cuando faltan pocos meses para que arranque en otoño el juicio de la segunda etapa de Gürtel, la que comprende de 2005 a 2009. La Justicia ya condenó a Correa por la primera etapa (1999-2005) a 51 años de cárcel por fraude, cohecho, falsedad en documento público, malversación y blanqueo de capitales.

Aquel juicio condenó también al PP a pagar 245.000 euros como partícipe a título lucrativo al beneficiarse de los delitos que cometían los empresarios que pagaban los actos electorales del partido en aquellos municipios que le adjudicaban contratos públicos amañados. La sentencia de la Audiencia Nacional que fue confirmada poco después por el Supremo, fue el pretexto de la oposición a Mariano Rajoy para ejecutar la moción de censura que derribó en 2018 al Gobierno del PP y catapultó a Pedro Sánchez a La Moncloa.

Correa califica de “amoral” la actuación que tuvo el exalcalde de Boadilla Arturo González Panero, conocido como el ‘Albondiguilla’: “Su ambición era desmedida, desproporcionada, con una falta y carencia de moralidad inexplicable”. Anticorrupción pedirá 76 años y 7 meses de cárcel para Correa.

Photo gallery Así se movía Francisco Correa See Gallery

NUEVOS TIEMPOS