La enésima filtración de una fiesta en Downing Street cerca a Boris Johnson

Tras pedir perdón en el Parlamento y la Casa Real y después de que saliesen a la luz los 'viernes del vino', 'The Mirror' saca a la luz un evento de despedida del asesor de Defensa.
El primer ministro británico, Boris Johnson, en la sesión de control al Gobierno, en el Parlamento, en la que se disculpó por las "reuniones de trabajo".
El primer ministro británico, Boris Johnson, en la sesión de control al Gobierno, en el Parlamento, en la que se disculpó por las "reuniones de trabajo".
House of Commons/PA Images via Getty Images

La misma semana en la que se ha conocido que el premier británico Boris Johnson prepara una purga de su personal y prohibir el alcohol en Downing Street, una nueva fiesta ha saltado a los titulares de la prensa británica. La misma semana en la que se ultima el informe que la funcionaria Sue Gray elabora y que podría determinar el futuro político del primer ministro de Reino Unido, The Mirror ha dado a conocer que Johnson asistió a la despedida de su asesor de Defensa.

El diario inglés ha revelado que Johnson incluso llegó a pronunciar un discurso en dicho evento, que habría tenido lugar en el período previo a la Navidad para despedir al capitán Steve Higham. La información también está acompañada de una fotografía de la esposa del premier sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad como medida ante la pandemia en septiembre de 2020.

Esta nueva fiesta de la que se ha hecho eco The Mirror ha supuesto un jarro de agua fría a la ya dañada credibilidad de Johnson, que tras pedir perdón en el Parlamento por las que definió como “reuniones de trabajo” que desconocía que eran eventos lúdicos, volvía a ser golpeado el pasado viernes por los conocidos como ‘viernes del vino’, una serie de fiestas periódicas organizadas durante la pandemia.

La oposición pide la cabeza de Johnson

El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Keir Starmer, acusó este domingo al primer ministro, Boris Johnson, de “haber violado la ley” con la celebración de fiestas en su residencia de Downing Street y de posteriormente “haber mentido sobre lo que sucedió”.

En una entrevista con la BBC, Starmer destacó que resulta evidente que se celebraron “fiestas a escala industrial” en Downing Street y recordó que, de hecho, no se han desmentido la mayoría de las revelaciones.

“Creo que la gente ya se ha formado una idea. Los hechos hablan por sí mismos. Creo que el primer ministro infringió la ley y después mintió sobre lo que había sucedido”, señaló el laborista, a quien los sondeos otorgan una amplia ventaja sobre Johnson en unas supuestas elecciones generales.