POLÍTICA
25/06/2019 19:44 CEST | Actualizado 25/06/2019 21:52 CEST

Iglesias sigue exigiendo a Sánchez un Gobierno de coalición y no descarta votar en contra de la investidura

Según fuentes socialistas, el presidente le ha vuelto a ofrecer el Gobierno de cooperación e irá a la investidura "con o sin apoyos".

AFP

Reunión en La Moncloa al máximo nivel... y sin acuerdo. La negociación encalla. Pulso en la cumbre. Pedro Sánchez le ha vuelto a ofrecer a Pablo Iglesias este martes por la tarde un Gobierno de cooperación, pero el líder de Podemos sigue insistiendo en entrar en el Ejecutivo con ministros y no ha descartado votar en contra de la investidura, según fuentes del PSOE.

Las citadas fuentes señalan que ha sido una reunión “cordial de una hora”, en la que Sánchez le ha vuelto a plantear un Gobierno de cooperación en tres ámbitos (programático, parlamentario e institucional). Eso se traduce en cargos medios y no en puestos del Consejo de Ministros. Se ha incorporado la novedad, explican desde Ferraz, de una comisión de seguimiento al posible acuerdo de gobernabilidad.

Y añaden los socialistas: “Pablo Iglesias no ha variado su posición manteniendo su exigencia de un Gobierno de coalición”. “No ha descartado votar en contra de la investidura”, añaden las fuentes.

En la cita, Sánchez le ha trasladado que “con o sin apoyos en el mes de julio habrá investidura”. El convencimiento en La Moncloa es de poner ya en marcha el reloj institucional, cuando se van a cumplir ya dos meses de las elecciones. Esta conversación se ha producido sin cámaras delante y sin posteriores comparecencias de los protagonistas.

Podemos dice que el PSOE no se aclara

Desde Podemos, según fuentes de la dirección, se advierte de que en la cita Iglesias ha constatado que el PSOE “no ha decidido si quiere un acuerdo con la izquierda o con la derecha para sacar adelante la investidura”.

Y ha trasladado el morado al socialista “que debe decidirse y que España necesita un Gobierno estable y de izquierdas, y que la la ciudadanía merece claridad y certidumbre respecto al proyecto que se tiene para el país”.

“Por nuestra parte -añaden las fuentes de Podemos- encontrarán siempre esa claridad. Queremos acuerdos claros, como los que hemos conseguido con el PSOE y otras fuerzas en varias comunidades autónomas”.

Lanzan este mensaje los ‘morados’ tras esta reunión: “No vamos a entrar en disputas sobre sillones grandes o sillones pequeños”. Y envían esta idea: “Si el PSOE mira a la izquierda, estamos disponibles para iniciar, cuanto antes, una negociación seria para lograr un programa social que ponga en el centro los derechos sociales y medioambientales y un gobierno de coalición estable”.

El presidente del Gobierno ha citado al líder de Podemos un día después de verse en La Moncloa con el del PP, Pablo Casado, quien le reiteró que no va a facilitar su investidura. Albert Rivera (Cs) ha rechazado acudir a una cita con el jefe del Ejecutivo al haber dicho ya que no lo apoyará ni por activa ni por pasiva.

Sánchez irá a la investidura en julio

Sánchez ha querido mantener esta reunión con Iglesias un día antes de empezar un periplo internacional que le llevará primero a Japón y luego a Bélgica el domingo para la reunión del Consejo en el que prevén elegir a la nueva cúpula de la UE.

Una cita entre Sánchez e Iglesias que se produce tras unos días de tensión, en los que desde Podemos se ha acusado al PSOE de presionar vía los medios de comunicación y le han pedido que la negociación no sea como una partida de tenis.

Y la tensión y las presiones siguen. En el Gobierno diseñan ya una investidura, aunque no tengan los votos, para la segunda o tercera semana de julio. “Pronto”, dicen en el entorno del presidente durante estos días. Ya parece muy difícil que logre la mayoría absoluta (176 de 350 diputados) en la primera votación, pero aspiran a una simple en la segunda (se debe celebrar 48 horas más tarde).

Los socialistas tienen en su mente a Podemos como socio prioritario, pero no avanzan en la concreción de ese Gobierno. Sánchez no quiere ministros ‘morados’ y en el PSOE dicen que pueden dar problemas, por ejemplo, en temas como Cataluña -se espera la sentencia del procés para después del verano-.

En cambio, en Unidas Podemos ven lógico entrar en el Consejo de Ministros, con la proporción de los votos conseguidos. Y siguen poniendo como ejemplo el Gobierno de coalición en la Comunidad Valenciana formado por PSOE, Compromís y Podemos -donde han logrado una vicepresidencia ‘verde’-.

EFE

En mitad de estas negociaciones, el ‘número tres’ del partido y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pidió este lunes al Partido Popular y Cs abstenerse para no depender del independentismo -pero estos partidos lo rechazan-. La fórmula debería pasar por el apoyo de Unidas Podemos y otros partidos regionalistas, más la abstención de ERC, Junts o Bildu.

Sobre la mesa está la posibilidad de que se vuelvan a repetir las elecciones, algo con lo que ha amenazado ya Ábalos si no se respalda la investidura. Según las últimas encuestas, el PSOE y el PP saldrían beneficiados de esos hipotéticos comicios. 

De esta manera se mete más presión sobre Podemos, que podría bajar en los resultados y además podría aparecer como culpable dentro de la izquierda si no hay gran participación como el 28-A y las derechas suman.

Photo gallery Las portadas de la victoria de Sánchez See Gallery