POLÍTICA
20/06/2020 14:34 CEST | Actualizado 20/06/2020 15:23 CEST

Sánchez pide otra vez unidad: "España debe entenderse con España"

El presidente del Gobierno recalca que "comienza una nueva etapa" pero pide prudencia: "No podemos bajar la guardia".

“España debe entenderse con España”. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha pedido unidad política en su última comparecencia antes del fin del estado de alarma por el coronavirus

La vigésima del jefe del Ejecutivo, en la que Sánchez ha lamentado la confrontación que se da cada semana en el Congreso de los Diputados. 

“Da la sensación de que la experiencia vivida es que gastamos demasiadas energías, demasiado tiempo, en crear diferencias, divisiones, en definitiva, confrontación entre nosotros. Que resultan peor que inútiles, porque son dañinas, cuando surgen los problemas de verdad, como son los que hemos sufrido en las últimas semanas”, ha dicho Sánchez. 

“Parece que pronto lo olvidamos”, ha dicho el presidente del Gobierno, quien cree que “lo que tiene sentido es cooperar”. “La cooperación ha sido fundamental en el combate contra la enfermedad y contra la muerte. En el horizonte acechan enemigos terribles: paro, pobreza y exclusión. La mejor defensa es la unidad. La unidad ha evitado contagios, ha salvado vidas. Y puede salvar empresas y empleos. Nos necesitamos todos y todas”, ha dicho Sánchez. 

“No tiene sentido que en todos los ámbitos de la vida seamos capaces de convivir menos en el ámbito de la política”

El jefe del Ejecutivo lamenta que la ciudadanía tiene la sensación de que “esto no ocurre en la política”. “No tiene sentido que en todos los ámbitos de la vida seamos capaces de convivir menos en el ámbito de la política”, ha criticado Sánchez. 

El presidente del Gobierno ha recordado que la Congreso de los Diputados tiene forma de hemiciclo porque está destinado al diálogo. “Para hablar con contundencia, e incluso con dureza, pero también para dialogar. No es un ruedo donde solamente se deba pelear, no es un campo para el insulto, la provocación o la mera provocación. No se trata de renunciar a nuestras propias ideas o que a nadie se le pida defender ideas que van contra sus propias convicciones. Lo único a lo que debemos renunciar es al insulto, a la falta de respeto, acoso, amenaza, provocación”, ha agregado. 

Unidad para Europa

Esta petición de unidad de Sánchez no es baladí. El presidente busca que los partidos con representación en Europa apoyen los planes económicos de España. 

El jefe del Ejecutivo cree que “contamos con una ventaja”, que es la nueva “respuesta europea” frente a la crisis, que ha aprendido las lecciones del 2008. Entonces, dice Sánchez, “ya comprobamos que el egoísmo, la división entre países y también dentro de los países, ahondó en las consecuencias de la crisis y las prolongó”. 

El presidente ha recordado que “hubo quienes vieron en la pobreza y el paro un castigo merecido por los pueblos del sur de Europa”, pero ha afirmado que “no fue ninguna penitencia” la que permitió la recuperación, sino “el cambio en la política monetaria” de la Unión Europea. 

"Hay que remozar el antiguo edificio de nuestra economía y poner las bases para una nueva economía"

Sánchez asegura que la reconstrucción debe pasar por “poner en pie una nueva economía”. “Necesitamos hacer las cosas de manera diferente al pasado. Es lo que estamos haciendo entre todos. Europa debe salvar a Europa. Es lo que vamos a lograr”, ha dicho el presidente, quien cree que “el espíritu europeo recibirá un nuevo impulso”. 

“Toca la reconstrucción”, ha dicho el presidente, “que debe ser lo más rápida posible”. Según Sánchez, la reconstrucción no ha de consistir en “restaurar un viejo edificio para devolverlo al estado anterior”. “Hay que remozar el antiguo edificio de nuestra economía y poner las bases para una nueva economía”, ha dicho el jefe del Ejecutivo, que ha recordado una lista de planes de su Gobierno sobre economía circular, cambio climático, energía, educación, digitalización, vivienda, ciencia y para los jóvenes.

Balance del estado de alarma

Antes de este alegato por la unidad, Sánchez ha hecho un balance de la pandemia desde la aprobación del estado de alarma, hace ya tres meses. 

Una medida que el presidente del Gobierno ha puesto en valor, asegurando que ha permitido limitar los movimientos y, de este modo, evitar contagios. “Según estudios científicos independientes, se han salvado 450.000 vidas en España y más de 3 millones en Europa gracias a las medidas de confinamiento en todos los países europeos”, ha afirmado. 

El jefe del Ejecutivo ha pedido no “bajar la guardia” sino mantenerla y “seguir a rajatabla  las medidas de higiene”. “Cada uno podemos ser un muro frente al virus o una vía de contagio, depende de nosotros y nosotras”, ha asegurado. 

"Estamos vigilantes pero también orgullosos de lo conseguido juntos"

Sánchez ha recordado que la pandemia no ha terminado, sino que sigue muy activa en América y que en las últimas horas se han registrado casi 200.000 contagios y que hay ya medio millón de muertos. 

“Tenemos que evitar a toda costa una nueva ola”, ha dicho el presidente, que ha pedido “colaboración de todos y responsabilidad colectiva para que lo conquistado no tenga marcha atrás”. 

Ante la posibilidad de esta segunda ola, Sánchez ha recordado que el Gobierno está preparando “una reserva estratégica con productos esenciales para hacer frente a futuras emergencias”. “Estamos vigilantes pero también orgullosos de lo conseguido juntos”, ha agregado. 

Después, Sánchez ha agradecido “a todos los ciudadanos por el sacrificio, la disciplina y la moral de victoria”. Lo ha hecho en un largo agradecimiento que ha comenzado con los sanitarios y ha terminado con los niños, los mayores y las mujeres. 

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST