Sánchez: "Sin entrar en la euforia tampoco podemos caer en el catastrofismo"

El presidente del Gobierno anuncia una rebaja temporal y prorrogable del IVA del gas natural del 21 al 5% a partir de octubre.
|

Más medidas para combatir la crisis energética y más leña para calentar el inicio del curso político. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves que plantearán una rebaja del IVA del gas natural del 21 al 5%, durante una entrevista en ‘Hoy por hoy’. También se ha mostrado muy crítico con la posición del líder del principal partido de la oposición, el popular Alberto Núñez Feijóo, al que ha tachado de “dócil” con los “intereses” que le pusieron a las riendas del PP.

El mandatario español lo ha explicado en los micrófonos de la Cadena SER, en una entrevista marcada por la vuelta a la plena actividad política tras el período estival. Sánchez ha señalado que la rebaja del IVA está contemplada para aplicarse desde octubre a diciembre, con posibilidad de ser prorrogada más allá del invierno. Se trata de una iniciativa fiscal que había solicitado Feijóo.

“Sin entrar en la euforia tampoco podemos caer en el catastrofismo”

- Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

Sánchez también ha recordado que los efectos de la invasión rusa en Ucrania siguen muy latentes, pero se ha mostrado optimista y cauto ante los efectos positivos que han provocado algunas de las medidas impulsadas por el Gobierno. Y ha dejado una frase más que significativa, en sintonía con el mensaje que vienen lanzando desde el Ejecutivo: “Sin entrar en la euforia tampoco podemos caer en el catastrofismo”.

Con todo, Sánchez ha asegurado que no contemplan “restricciones de cara al gas para este invierno”, al tiempo que ha reiterado que el objetivo es “tratar siempre de proteger a la clase media trabajadora”.

Sobre el salario mínimo

Sánchez también ha respaldado la postura de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el marco de su apoyo a los sindicatos y la demanda de un pacto con la patronal para la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). “Yolanda Díaz está siendo leal con la línea argumental del Gobierno”, ha señalado el presidente para asegura que “me siento cómodo con su trabajo”.

También ha defendido la postura de los sindicatos mayoritarios y ha incidido en el llamamiento a que la patronal esté a “la altura” de las circunstancias como lo ha estado en otras cuestiones en el pasado: “Respeto el derecho a la manifestación de cualquier colectivo u organización”.

Donde sí ha habido cierta discrepancia ha sido en el choque por el techo de gasto y el incremento en materia de Defensa, una cuestión que provocó fricciones en el seno de la coalición desde la pasada cumbre de la OTAN en Madrid. Sánchez ha sido rotundo, a pesar de que Díaz había asegurado que “habrá Presupuesto, pero en el techo de gasto no estaba el incremento del gasto en Defensa”. Según el presidente, “sí habrá aumento en el gasto de Defensa”, puesto que “al final será un diálogo, una negociación, y habrá acuerdo”.

Feijóo, en la diana

El próximo cara a cara entre Sánchez y Feijóo en el Senado ha sido uno de los ejes centrales que han articulado la entrevista. El presidente ha salido al paso de las últimas acusaciones del jefe de la oposición en materia de política energética y ha reconocido que acudirá al Senado con el objetivo de “contrastar posiciones” para que la ciudadanía tenga la oportunidad de comparar dos modelos.

A un lado, la apuesta firme por la transición a las energías renovables, y a otro, la propuesta del PP de recuperar la nuclear y la térmica. Preguntado por la periodista Àngels Barceló si los populares simbolizan un “verso suelto en Europa”, Sánchez ha sido claro y ha vinculado el rechazo de las grandes energéticas con el del PP. “El señor Feijóo es bastante dócil con aquellos intereses que le pusieron al frente del Partido Popular”, ha subrayado.

Sobre la falta de diálogo que esgrime el PP con el Gobierno, Sánchez ha defendido que propuso un acuerdo de hasta 11 puntos. “Yo tengo el teléfono abierto para las llamadas de todos los líderes políticos”, ha defendido, recordando que cuando él era encabezaba la oposición “en muchas ocasiones llamaba al presidente [Mariano Rajoy]” y que la comunicación debe ser “bidireccional”.

El papel de España en el debate de la UE sobre la energía

Sánchez también ha defendido el importante papel que está jugando España en el contexto de las medidas que acoge la Unión Europea para hacer frente a la crisis energética. Se ha hecho eco de las informaciones de la prensa internacional que apuntaban a nuestro país como “la vanguardia, la punta de lanza” a la hora de proponer medidas de calado como la ‘excepción ibérica’ que se planea extender como mecanismo a todo el bloque comunitario o la intervención del mercado eléctrico que reclamó hace más de un año el Gobierno.

Tampoco se ha desviado de lo que han supuesto las medidas para combatir la crisis energética y la inflación puestas en marcha. “Este mecanismo está conteniendo el alza de la factura entorno a un 15%”, ha destacado sobre la ‘excepción ibérica’. Al mismo tiempo, ha aportado un cálculo de relevancia asegurando que las iniciativas han permitido rebajar un 80% la factura de la luz, lo que supone “un ahorro para los contribuyentes de entorno a 10.000 millones de euros”.

Acercamiento de presos de ETA

El reciente acercamiento de más de una decena de presos de ETA a cárceles del País Vasco, entre ellos ‘Txapote’ o Henry Parot, también ha sido otro de los asuntos abordados. Sánchez ha defendido que “no recortamos condenas a presos, el Gobierno está cumpliendo con la legislación penitenciaria”.

También se ha defendido de las críticas de los populares. “No está habiendo acercamientos colectivos como sí hizo el PP”, ha afirmado, indicando que “ahora son individuales”. “El PP acercó cientos de presos de ETA a Euskadi mientras mataba ETA y mientras tenía secuestradas a personas”, ha recalcado, añadiendo que durante todos estos años hemos visto “la utilización espúrea y sin ningún tipo de vergüenza por parte del PP” de esta cuestión.

Las relaciones con Argelia

Recuperando las declaraciones que formuló Pedro Sánchez en su comparecencia conjunta con el canciller federal alemán, Olaf Scholz, tras ser invitado a una reunión del Consejo de Ministros germano, el presidente ha explicado a qué se refería con su interés por visitar Argelia.

Se trata de la afirmación que realizó en Meseberg a comienzos de esta semana, en la que aseguró a la prensa internacional que estaría “encantado” de ser él quien visitase Argel, preguntado por las recientes visitas de los mandatarios francés e italiano, Emmanuel Macron y Mario Draghi, para reforzar lazos comerciales en el suministro de gas natural.

Sánchez ha indicado que solo planteó el “deseo” y ha argumentado que se pueden tener buenas relaciones con dos países vecinos como son Argelia y Marruecos, en relación con la crisis abierta tras el cambio de postura respecto al Sáhara Occidental y la nueva etapa abierta con Rabat. Además, ha asegurado que están trabajando para “reconducir” las relaciones con Argel.

Pedro Sánchez en 15 gestos