NOTICIAS
09/07/2021 08:31 CEST | Actualizado 09/07/2021 13:17 CEST

Pfizer pedirá a EEUU que autorice una tercera dosis de refuerzo de su vacuna para mayor protección ante las variantes

La compañía también está desarrollando una versión actualizada de su fármaco, ante el avance de las mutaciones del coronavirus.

La farmacéutica Pfizer y su socia BioNTech pedirán autorización a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de EEUU para que se inyecte una tercera dosis de refuerzo de su vacuna y ofrecer así una mayor protección contra la covid-19 y sus variantes.

Ambas compañías han revelado que están desarrollando una dosis de refuerzo contra la variante delta, coincidiendo con el aumento de las preocupaciones a nivel mundial por su rápida propagación. Las previsión es la de enviar los datos a la FDA “en las próximas semanas” para conseguir la autorización.

En un comunicado, ambas compañías han expresado su creencia de que una tercera inyección de su actual vacuna tiene el potencial de mantener los “niveles más elevados” de protección contra todas la variantes actuales, incluida la delta.

Sin embargo, desde Pfizer han apuntado que se mantienen vigilantes y que también están desarrollando una versión actualizada de la vacuna. Los ensayos clínicos podrían arrancar en agosto, si cuentan con los permisos de las autoridades competentes.

El esperanzador estudio publicado en ‘Nature’

A pesar de los movimientos anunciados por la farmacéutica, un reciente estudio publicado en la revista Nature apunta a que la doble dosis de Pfizer y la de AstraZeneca basta para neutralizar la variante delta.

Se trata de una investigación realizada por científicos franceses, de la que se desprende que el 95% las personas con la pauta vacunal completa de ambos fármacos generan una fuerte respuesta neutralizante a los efectos de esta mutación del virus originada en India.

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

Israel, clave en la investigación de Pfizer

Las farmacéuticas apuntaron que los hallazgos en Israel son consistentes con los estudios realizados por las compañías que ya informaron con anterioridad de que podría ser necesaria una tercera dosis de la vacuna transcurridos entre seis y doce meses del segundo pinchazo.

“Como se ve en las evidencias del mundo real publicadas por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna ha disminuido seis meses después de la vacunación, al mismo tiempo que la variante delta se está convirtiendo en la dominante en ese país”, han detallado las compañías en un comunicado.

NUEVOS TIEMPOS