Popovici logra el récord del mundo de 100 libre de natación y se confirma como la nueva superestrella

El atleta rumano de 17 años ha registrado una marca de 46,86 segundos, cinco centésimas menos que el tiempo fijado por César Cielo en 2009.
El nadador rumano David Popovici.
El nadador rumano David Popovici.
ALBERTO PIZZOLI via Getty Images

El nadador rumano David Popovici, de tan sólo 17 años, confirmó su condición como la nueva súper-estrella de la natación mundial, tras coronarse este sábado nuevo campeón de Europa de los 100 libre al destrozar el legendario récord del mundo del brasileño Cesar Cielo.

Un año después de darse a conocer al mundo en este mismo escenario, las legendarias piscina del Foro Italico de la capital italiana, con las tres medallas de oro -50,100 y 200 libre- que conquistó en los Europeos júnior, Popovici ratificó que el futuro es suyo.

Algo que el joven nadador rumano ya avanzó en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio en los que con tan sólo 16 años concluyó séptimo en la final de los 100 libre y cuarto en la de los 200, tras quedarse a tan sólo 2 centésimas de la medalla de bronce.

La eclosión de Popovici

Pero la auténtica eclosión de David Popovici ha llegado este verano con el doblete que logró en los Mundiales disputados el pasado mes de junio en Budapest al colgarse el oro en los 100 y 200 libre, una gesta que sólo había logrado conseguir el estadounidense Jim Montgomery en el ya lejano 1973 en la primera edición mundialista disputada en Belgrado.

Éxitos a los que sumar el nuevo triplete que el rumano logró unas semanas más tarde en los Europeos júnior disputados en Otopeni, tras revalidar el oro en los 50, 100 y 200 libre.

Antecedentes que hacían albergar una notable actuación de Popovici en los Europeos de Roma, donde el rumano no tardó en hacerse notar, tras firmar el viernes un nuevo récord de Europa de los 100 libre con una marca de 46.98 segundos, que convertía al rumano en el tercer nadador en la historia en bajar de la barrera de los 47 segundos.

Pero si en las semifinales el rumano se quedó a 7 centésimas del legendario récord del mundo (46.91) de Cesar Cielo, vigente desde el año 2009, este sábado nada pudo impedir a Popovici rebajar la marca del brasileño.

Espoleado por la frenética puesta en escena del francés Maxime Grousset, que realizó en primera posición el viraje, David Popovici logró nadar los primeros 50 metros de la prueba 19 centésimas más rápido que en las semifinales tras firmar un crono de 22.74 segundos.

Un registro que abría de par en par a Popovici la posibilidad de establecer un nuevo récord del mundo y el rumano no falló tras completar el último largo en 24.12 para lograr unos estratosféricos 46.86 finales.

Marca que permitió al rumano rebajar en cinco centésimas la plusmarca del brasileño, una de los siete récords del mundo que seguían vigentes en la categoría masculina de la era de los bañadores “mágicos”, los trajes de baño de poliuretano hoy prohibidos por la Federación Internacional.