Por qué se siguieron vendiendo durante cuatro meses las cremas de Isdin y Babaria de las que alertó OCU

La Agencia de Medicamentos anunció la retirada de dos fotoprotectores el 16 de octubre.
Cremas solares retiradas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
Cremas solares retiradas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Se han necesitado cuatro meses y medio para que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios retirara del mercado las cremas solares sobre las que alertó la Organización de Consumidores y Usuarios antes del verano. La asociación advirtió a las autoridades de que dos productos ofrecían una menor protección de lo que decían sus etiquetas. El Ministerio de Sanidad no ha actuado hasta mediados de octubre. ¿Por qué han tardado tanto?

Todo tiene una explicación y hay que remontarse al mes de mayo para encontrarla. Poco antes de que los españoles se fueran de vacaciones, la OCU publicó como cada año el ranking de las mejores cremas solares del mercado tras analizar 17 productos distintos destinados a un público infantil con factor de protección muy alto (por encima de 50) y en formato de pulverizador. Solo dos protectores no superaron el examen: uno de Isdinla empresa con mayor cuota de mercado en las farmacias— y otro de Babaria.

Una vez realizada esta prueba, la OCU pidió la retirada del mercado de esos dos productos: Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+. La asociación consideraba que ofrecían una menor protección frente a los rayos solares de la prometida en el envase: el de Isdin debería marcar un 15 y el del Babaria, un 30.

Antes de dar a conocer el resultado del análisis al público, la OCU informó tanto a las compañías afectadas como a la Agencia dependiente del Ministerio de Sanidad. “Comunicamos los resultados del estudio a las empresas, pero no obtuvimos ninguna respuesta, ni reacción por su parte antes de la publicación”, ha lamentado Ileana Izverniceanu, portavoz de la asociación de consumidores, en una rueda de prensa celebrada este lunes en Madrid.

La publicación del estudio desató la ira del sector. Isdin aseguró en ese momento que sus productos tenían el factor de protección solar que se indicaba en la etiqueta. Babaria también mostró su disconformidad. Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, emitió un duro comunicado en el que no daba ninguna credibilidad al informe y la Federación de Asociaciones de Farmacias de Catalunya llegó a acusar a la organización de consumidores de “falta de rigor”.

Tras el revuelo causado, la Agencia trató de zanjar la polémica el 8 de julio con un comunicado en el que tomaba una decisión salomónica: reconocía la validez de los análisis de OCU pero también decía que el etiquetado de los productos era correcto. “No hay evidencia de riesgo para la salud humana”, señaló entonces. Apenas tres meses después, el criterio ha cambiado.

La Agencia reconoce ahora que recibió la comunicación de la OCU el pasado 24 de mayo. Tras esa recepción, solicitó a las dos empresas afectadas la documentación necesaria para determinar el factor de la crema solar. También se dirigió a la OCU para pedirles el estudio completo en el que se basaban sus conclusiones.

En ese momento, Sanidad señaló que la diferencia del factor de protección anunciado por las empresas y el obtenido por la OCU podía deberse al método utilizado para el ensayo y a la influencia de las nuevas presentaciones de la crema, como el spray transparente.

Ante las dudas planteadas por el comité técnico internacional ISO/TC 217 Cosmetics, el organismo estatal realizó un nuevo análisis en un laboratorio externo, miembro de un grupo europeo de laboratorios. Los resultados de este nuevo estudio han coincidido con el criterio de la OCU: esas dos cremas tienen unos valores de protección inferiores a los indicados en las etiquetas.

Y, así llegamos hasta el 16 de octubre, cuatro meses y medio después la alerta de la OCU y tres meses después del primer comunicado. Ese día la Agencia decidió la retirada de estos dos productos como medida de precaución, en colaboración con las empresas afectadas, según anunció en un comunicado. Bélgica también ha retirado estos artículos.

Las farmacias recibieron este documento la semana pasada y ya han sacado de la venta el producto de sus estantes, según han confirmado a El HuffPost Life. “El hecho es que los consumidores ya no pueden comprar estas cremas. Sin la acción de la OCU, esta retirada no se habría producido”, ha asegurado Izverniceanu.

A pesar de este evidente cambio de criterio, el organismo dependiente de Sanidad ha vuelto a citar una serie de factores que podrían haber afectado en los análisis: las dosis de radiación empleada, las posibles diferencias dentro de un mismo fototipo de piel de las personas voluntarias o la subjetividad en lo que se considera un eritema (enrojecimiento de la piel) causado por la radiación. “No se han notificado incidentes por quemaduras solares relacionados con estos productos”, insiste.

Isdin ha remitido este lunes 21 de octubre un comunicado a los farmacéuticos en el que les pide que retiren de la venta aquellos ejemplares que todavía estén en las farmacias:

Comunicado de Isdin
Comunicado de Isdin

La organización reclama ahora saber si Sanidad va a sancionar a las empresas Isdin y Babaria por haber cometido supuestamente una infracción grave de la ley de medicamentos. “Pedimos a la Agencia del Medicamento que aclaren si van a sancionar a estas empresas por poner en el mercado un producto con un etiquetado incorrecto”, ha afirmado Izverniceanu. La multa podría alcanzar los 30.000 euros, según la asociación.

Este medio de comunicación ha intentado ponerse en contacto con la Agencia para ampliar la información, pero, por el momento, no ha recibido respuesta.

¿Qué hago si tengo una crema?

No la tires y conserva el ticket de la compra. Todavía no se ha establecido cuál será la forma de devolución establecida pero podría llegar en breve.

La OCU ha exigido a Isdin y Babaria la apertura de canales de atención para informar a los consumidores sobre la retirada de sus productos. “Queremos saber cómo van a resarcir a los consumidores, si se va a devolver el dinero o se va a hacer una rebaja en otros productos”, ha apuntado Izverniceanu.

Un envase de Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ de 250 ml tiene un precio de 19,30 euros, mientras que el bote de Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+ de 200 ml cuesta 11,37 euros.

Las mejores cremas de protector solar para niños SPF 50+